Reseña.- SUN DIAL.- “Return journey”

r-397328-1223150276.jpegSUN DIAL es probablemente la banda más destacada de la neo-psicodelia. Desde los inicios en 1.990, Gary Ramon dio un enfoque nuevo a los sonido lisérgicos que habían emergido a finales de los sesenta, siendo un referente para muchas nuevas bandas que retomaron aquellas vibraciones. En 1.993, tres años después de su fantástico debut, editaron “RETURN TO JOURNEY”. Tras muchos años agotada la edición original, Sulatron Records recupera este artefacto en una edición limitada a 500 vinilos. Un álbum lleno de sucios sonidos de guitarras distorsionadas, y una original combinación de elementos shoegaze y de la psicodelia más psicotrópica. Tratando de llevar esos sonidos pioneros en los años sesenta a una cuotas de locura no vistas hasta el momento, el multi-instrumentista Gary Ramon se convierte en un nuevo pionero en el vasto arco iris de la psicodelia transformando aquellas vibraciones en algo ruidoso y aturdidor.  Usando la herencia freak de los sesenta y tomando prestados, tanto elementos kraut, como melodías The Beatles, para dotarlas de sucios sonidos guitarras herederas del sonido Detroit popularizado por bandas como The Stooges,  Una vez allí, añaden vibraciones espaciales de los primeros Pink Floyd y sobre todo de sus compatriotas Hawkwind. Una mezcla explosiva que hace que estemos ante un referente de una nueva era para la psicodelia.

“Magic Potion”, el tema que abre el disco, es un ejemplo de como convertir un clásico en otro clásico. Sobre un tema original de los británicos Open Mind de 1969, construyen un corte proto-punk lleno de guitarras sucias herederas de The Stooges a las que insertan desarrollos y distorsiones en pura vena Hawkwind sobre melodías vocales más propias de The Beatles.  Un tema que muestra a SUN DIAL en un estado salvaje y cavernícola. rabía y fuerza sobr un sonido verdaderamente aturdidor que casi hace empequeñecer al original de Open Mind. ¡¡Toda una brutalidad de tema!!

Los pedales y distorsiones más psicotrópicas presiden “North Eastern”. creando un entramado caleidoscopico con una cadencia rítmica imperturbable que va evolucionando según avanza el tema. Una gema en bruto que los británicos van puliendo poco a poco.

“Fireball” es una especie de transición entre los sesenta más salvajes y la neo-psicodelia a través de la transformación de los ecos indie en lo que luego se convierte en el sonido shoegaze. Un contrapunto entre pesados riffs y melodiosas voces con un resultado espectacular. Uno de los temas destacados del álbum.

Otro excelente tema en una línea parecida al corte anterior es “Through you”. Shoegaze nuevamente con esas distorsiones características de todo el álbum. siempre bajo hipnóticos ritmos y con la pedalera de la guitarra echando humo. Diabólicos efectos que modulan cada acorde de la guitarra y una magnetizante y cálida voz.

“U.V.” supone una especie de interludio entre acordes floydianos cercanos a los primeros momentos en los que la influencia de Syd Barret parece estar presente.

Los catorce minutos de “Sun Stroke / Mind Train”, suponen la culminación de la experimentación. Una bestialidad de tema en el que el noise, el shoegaze y la psicodelia conviven bajo atmósferas espaciales con mucha influencia kraut. Una jam hipnotica en la que Gary Ramon deja fluir sus instintos más ácidos toda su creatividad sale a relucir sin ataduras. Con elementos inspirados en Syd Barret, el sonido de los primeros Pink Floyd está presente en su surcos, creando extrañas atmósferas que rozan postulados noise. Un tóxico y esquizofrénico tema en el que las voces ponen la cordura y el sosiego con todo su magnetismo.  

“Slow Motion” cierra esta travesía experimental con cálidas y envolventes atmósferas shoegaze en las que siguen teniendo un gran protagonismo las guitarras. El tema más sosegado probablemente entre toda la locura de ruidosas guitarras hirientes y atormentadas.

Sin duda hasta la aparición de SUN DIAL, probablemente la psicodelia estuvo dormitando durante años. los británicos la rescatan de ese sueño para hacer que siga en nuestros días, completamente viva. 

 

https://www.facebook.com/sundialofficial/

https://www.facebook.com/Sulatron.Records/

https://www.sulatron.com/xoshop/sun-dial-return-journey-lp-klar.html

Anuncios

Reseña.- MONKEY3.- “Spheres”

a1289276943_16

Tres años después de la publicación de su aclamado “ASTRA SYMMETRY”, los suizos MONKEY3 publican “SPHERE” vía Napalm Records. El cuarteto suizo nos presenta su particular viaje interestelar en el que la psicodelia espacial y la contundencia stoner están presentes en sus seis temas. Tratando de de reflejar su peculiar visión de los fenómenos de la naturaleza a través de sus formas. Con melodías cristalinas, pasajes herederos de Pink Floyd, y arenosos momentos en los que la banda sube la intensidad con portentosos desarrollos instrumentales. Moldeando todas las aristas, su música fluye de una manera completamente magnética creando atmósferas que nos llevan a espacios que permiten ser visitados desde un prisma mental y sensorial. Un agujero negro en el que nos vemos atrapados por relajantes momentos en los que sus efectos nos envuelven y adormecen, para despertarnos bruscamente con faraónicos paisajes megalíticos. Una paso adelante en su infinita creatividad con una ejecución magistral. Siempre estimulantes, MONKEY3 crean uno de sus mejores trabajos hasta el momento, sino el mejor. Algo a lo que ya nos tienen acostumbrados y que empieza a parecer normal, pero lo cierto es que si en la escena psicodélica no es fácil hacerse un hueco en sus puestos de honor. “SPHERE”, es una prueba latente de que estos chicos merecen ese hueco. Sólidos como pocos, tiene la habilidad para construir muralla de sonido irreductibles y a su vez masajear nuestros sentidos hasta hacernos llegar al éxtasis. Sin duda, un álbum que celebrarán sus más fieles seguidores y con el que conseguirán más aceptos con toda seguridad. Si te gusta el sonido floydiano y bandas como My Sleeping Karma,  déjate atrapar por los surcos de “SPHERE”, abróchate los cinturones y disfruta del viaje.

Los primeros efectos de “Spiral” nos anuncian de la partida del viaje al que nos invita MONKEY3 en “SPHERE”. Describiendo el infinito sideral una introducción de tres minutos en los que los efectos sobrevuelan sobre nuestros cuerpos da paso a ritmos hipnóticos y repetitivos de tintes stoner. Toda una espiral en la que los teclados y sintetizadores sirven de preámbulo a poderosos riffss. El fuzz que sale de la guitarra de Boris juguetea con el estéreo en un ir  y venir. el resultado es un corte de apariencia robusta que guarda en su interior pasajes apacible en los que los suizos descienden a postulados en pura línea Pink Floyd. Inquietante y misterios van describiendo un relato de ciencia ficción. toda una conjunción matemática perfectamente resuelta. Como auténticos cirujanos el cuarteto suizo sabe salir de esa tormentosa odisea sideral, resolviéndola con una fluidez y precisión milimétrica. Onde minutos absolutamente brillantes.

Si la influencia de Pink Floyd en el sonido de MONKEY3 es evidente, “Axis” nos lo corrobora. Solos psicotrópicos que poco a poco van ocupando algún lugar indeterminado entre el stoner instrumental y la psicodelia pesada. En este tema, se alejan un poco de su apuesta espacial para introducirse de lleno en espacios más propios del rock progresivo más lisérgico. Los teclados acompañados por un poderosa base rítmica marcan un tema en el que no faltan a su cita unos efectos que parecen hacen coros en la lejanía. Sólido y eficaz. 

Otro de los puntos angulares de “SPHERE” es “Prism”. Retomando la estética espacial, atmósferas ausentes de gravedad con descritas por esas dulces guitarras herederas de David Gilmour. Una estela sinfonica es arrastrada hasta que los poderosos riffs de tintes doom hacen acto de presencia para romper la calma. Una majestuosidad que fusiona elementos típicos de Pink Floyd para enriquecerlos con una sinfonía nitidamente progresiva. La nave nodriza suiza emprende un nuevo transito hacia horizontes desconocidos custodiada por poderosos riffs de matiz oscuro y cuya pesadez haría palidecer a mas de uno. Aquí la vocación stoner que ya habíamos visto en sus anteriores trabajos hace acto de presencia. Un prisma que tiene una sólida base para sostener una aristas que son modeladas con bellas guitarras obteniendo un tema intenso y profundo. 

Curiosamente un tema con el nombre de “Mass”, sugiere un contenido algo diferente a su temática interplanetaria. Caminando sobre cenizas psico-progresivos, y con un aura densa, la solidez de la ingeniería suiza queda patente. Sucesión de efectos se introducen entre los densos ritmos desbocados que contiene el tema.   Una guitarra que se desboca en solos mientras una ampulosa instrumentación protege sus solos. Un ritmo frenético que es combinado con momentos Hawkwind de vocación litúrgica en la que el olor a incienso descongestiona nuestros sentidos. 

Una de las cosas que despierta mi atención es que bajo un aspecto espacial y psicodélico, muchas de las estructuras de los temas tienen altas dosis de sonidos procedentes del rock progresivo hábilmente camufladas entre su majestuosidad sonora.

El polvo cósmico arrastrado por los vientos interestelares, es parte del argumento de “Ida”. un tema en el que la influencia de los sonidos sinfónicos sobre sutiles acordes van contruyendo un bello tema que por momentos coquetea con postulados post-rock. Es un flirteo sutil y tímido, pero que acaba por conquistarnos.

MONKEY3 deja para cerrar “SPHERE”, el que posiblemente se su tema más elaborado. “Elipsis”, un corte de casi quince minutos, en el que los pasajes espaciales se visten de hipnotismo. Un caleidoscopio en el que las notas cambian de forma y color en una mutación oscilante y constante. Bajo el mando de una matemática batería de corte kraut, va  observando como las reverberaciones espaciales van coloreándose con un exotismo cada vez más hechizante. Creando un auténtico campo magnético con sus sonido, consiguen atrapar al oyente. Momentos que me recuerdan a alguno ya vivido por My Sleeping Karma. Tornándose más lisérgicos  el trabajo de la batería de Walter, solo consigue ser mitigado por los  incesantes efectos salidos de los teclados. Un transito en el que los ritmos stoner transitan entre estrellas fugaces en su odisea hacia el infinito. Lejanas galaxias cuya oscuridad se pinta de colores gracias a los pedales de la guitarra y los sintetizadores. ¡Sublime!

https://www.facebook.com/monkey3band/

Reseña: NIK TURNER.- “The Final Frontier”

a2685463431_10El miembro de HAWKWIND desde su formación hasta 1976 acaba de publicar el pasado 8 de marzo “THE FINAL FRONTIER”. Todo un viaje interestelar en el que las distorsiones y efectos nos trasladan a lejanas galaxias para acariciarnos con dulces melodías de vocación hipnótica en el que los drones y sintetizadores juegan un papel esencial. Evidentemente incorporando los instrumentos que aportó durante los primeros años en los que militó en el combo espacial. Sus flautas, saxos y violines hacen que regresemos a esos primeros momentos de gloria de su nave nodriza. Un Turner en plena forma por el que parecen no pasar los años, habitando en las mismas galaxias a las que nos llevó en su juventud, ahora, con una mirada más sosegada y serena. Inevitablemente siempre será una parte de HAWKWIND.

Distorsiones y efectos revoloteando por espacios insondables en “Out of control”, que contrastan con la psicodelia espacial en tonos sinfónicos de “Interstellar aliens”, en la que los violines nos mecen cual madre a su bebé dándonos toda su ternura. Un majestuosos corte que transita entre asteroides con estrellas fugaces atravesando el firmamento en un jardín del edén construido en alguna galaxia lejana.

La flauta y los violines conviven con los sintetizadores y sus efectos en “Back to the ship” un inquietante tema en el que una voz recitando asoma entre espacios de avant-garde en los que el jazz y el space-rock conviven junto a un saxo histriónico para acabar convirtiéndose en un tema de hard-psico-progresivo en pura línea HAWKWIND

Han pasado décadas desde los momentos de gloria de la banda británica, pero aquí Turner nos devuelve a aquel legado. Dulces momentos en los que las guitarras acústicas y los coros celestiales acompañados del violín en “Strange loop” aportan el lado folk sinfónico.

Hipnotismo drone sobre psicodelia con efectos fuzz en “Calling the egyptians” aportan el lado exótico sobre una estructura kraut. Una vocación hipnótica que vemos presente también en “Thunder rider”, un oscuro tema en el que las melodías vocales robotizadas se superponen al sinfonísmo instrumental con sonidos de saxo que son incrustados con maestría.

En las dos partes en las que está dividido “The final Frontier”, el versátil músico describe una gran vacío interplanetario a través de múltiples efectos, y un bajo magnetizante al que va incorporando elementos de saxo y flauta con gran sutileza, generando extraños pero reconfortantes pasajes sonoros.

“THE FINAL FRONTIER” es un trabajo que no defraudará a los seguidores de HAWKWIND ni a los amantes del rock espacial más lisérgico.

https://www.facebook.com/NikTurnermusic

Reseña: PUB ČERENKOV.- “Journey to pillow king”

a1574969553_16

La joven banda alemana PUB ČERENKOV publica ahora via Psyka Records su debut “JOURNEY TO PILLOW KING”. Un viaje lisergico con impactante y magnetizatentes momentos del kraut rock más hipnótico y espacial. Una música alienante  en una odisea espacial de corte futurista. La Alemania más oscura se osigena con vientos orientales en una propuesta sonora impactante y aturdidora. Efectos envolventes que se convierten en espirales que precipitan en agujeros negros de los que es imposible escapar. Un imán sónico que atrapa mentes para activar cuerpos.

Una locura psicotrópica de mil efectos y distorsiones abre “Journey To …” para ponernos en el camino de “The Real Black Coffe”, en la que con vibrantes ritmos futuristas, los atraen con su hechizante propuesta con distorsiones de guitarras que van adquieriendo tonos orientales, mientras la galaxia nos observa con atención. Una espiral rítmica que no se detiene y que evoca alguna de las propuestas de bandas berlineses cuando el Muro estaba al cayendo. Un gran trabajo de bajo añade empaque al corte.

El kraut mas denso y underground, coquetea con la electrónica en los pesados riffs envolventes de “Hypnotic Pentatonic”. La espiral hipnótica como su nombre, se viste de ornamentos exóticos. Con la sensación de haber regresado a la Alemania de finales de los setenta, el kraut-rock eléctrónico y los orígenes de la kosmiche musik vienen a mis recuerdos. Futuristas y robóticos las programaciones y los sintetizadores se unen a las drogas de diseño en pura vena Kraftwerk. siguiendo esa línea la ecuación tiene una nueva incognita enThieves of Calabria”, en esta ocasión con voces indie. Mecanicos, sin pausas, como auténticos autómatas del ritmo, inciden en su propuesta.

Mostrándo su lado más psicodélico, la guitrra y un bajo pulsante, nos embarcan en un viaje lisérgico a bellos palacios orientales en Lowland​/​Hills”. Un exotismo atrayente cuya belleza vien del sonido de una guitarra con efectos y pedales, así como una programación rítmica que golpea las neuronas hasta convertirnos en androides. Una explosión de adrenalina paralizante y robótica. 

Inmersos en esa mecánica cercana al trance electrónico, “Purple Mountain”, es otro magnetizante corte que va a toda velocidad.

También el hard-rock tiene su hueco en “JOURNEY TO PILLOW KING”.“Pothole” parte de esos postulados para llenarse de fuzz y distorsiones ácidas y corrosivas en un nuevo veloz caleidospocio multicolor. A ritmo de flashes, los riffs golpean con contundencia.

Concluyendo en espacios oscuros, “Pillow King” nos devuelve del viaje espacial en una nave de grandes proporciones sonoras en un tortuosos regreso a galaxias infinitas en las que tormentas siderales nos acechan amenazantes. Cerrando el círculo, regresamos a la locura con la que comenzamos esta odisea.

https://www.facebook.com/Pub.Cerenkov/

https://www.facebook.com/psykarecords

DOMOSHAWA.- “Fyra”

a0365211020_16

DOMBOSHAWA es el proyecto psicodélico personal del músico sueco Anders Broström. Tras la separación de ha banda de hard rock psicodélico AMAXA. Anders construyó un estudio en Hägersten y empezó a grabar con drones, con el objetivo de hacer música psicodélica. El nombre de la banda proviene de una mágica montaña ubicada en Zinbawe.

Esa magia queda reflejada en los cuatro temas del disco. Un paseo intergaláctico en espacios situados a años luz de la tierra en una exploración a lo desconocido a través de rock espacial. Tocando todos los instrumentos, la travesía futurista de tintes lisérgicos está servida.

Así, “Light seed” nos inicia en ese viaje ingravitatorio sobre un mar de calmados efectos drone. Insondables espacios en los que las guitarras conviven con sintetizadores, mientras las supernovas pasan ante nuestros ojos. Una mirada sosegada con un magnetismo narcótico y sereno. Como si la música se pusiera al servicio de la ciencia ficción sumida en un trance psicotrópico. Casi veinte minutos para degustar con toda la calma del mundo.

Los fríos y oscuros inviernos suecos son el espacio ideal para este tipo de introspección musical.  Tras el viaje del tema anterior, “Underling Omgivning”, aterriza en tierra firme en enigmáticos y oscuros espacios en los que la nave espacial sueca baja las revoluciones más si cabe. Efectos y acordes de sutileza extrema siguen explorando esos insondables espacios.

Seguramente en estos momentos de audición del disco tu cuerpo y tu mente estén en completo estado de relajación.

A continuación, los drones hipnóticos invaden los surcos de “Chibuku”.  Un aura mántrica que nos envuelve como si estuviéramos atrapados por una extraña fuerza desconocida en un agujero negro. Atrayente y purificadora la música libera nuestra mente proporcionándonos un absoluto confort. Todo un vacío estimulante y redentor que poco a poco parece conluir para reiniciar el viaje en busca de nuevos horizontes guiados por los persistentes drones. Delicados y atrayentes acordes de guitarra con efectos revoloteando pasan de la seducción al aturdimiento.

Evidentemente una apuesta así requiere de largos desarrollos, como es el caso de “Eltorps garaje”. Gravitando con lentitud, como pequeños puntos de luz, los sutiles acordes de la guitarra aparecen entre las nebulosas galácticas. Una música que describe el silencio infinito del universo en una auténtica paradoja creativa de muchos kilates.

Quizás estos viajes los hayamos ya vivido, pero ciertamente, “FYRE” puede tener su sitio en la constelación de los mejores momentos del rock espacial.

https://www.facebook.com/Domboshawa-1008104495934990/

 

L’IRA DEL BACCANO.- Si Non Sedes iS – LIVE MMVII

a0251651387_16La formación italiana L’IRA DEL BACCANO nos presenta un trabajo instrumental grabado en directo en un concierto cuando el nombre de la banda era todavía LOOSIN’o’FREQUENCIES. Grabado en 2.007, ahora se publica via Subsound Records.

Un viaje hacia una dimensión sideral a través de una jams en las que el doom, la psicodelia y los sonidos progresivos están presentes. Una presentación prieta y pesada que nos ofrece todo el brillo de la banda en su experimentación.

Un agujero negro de efectos espaciales en el que el doom hace que la pesada maquinaria italiana se revoluciona los motores de su nave en un poderoso avance a lo desconocido. Así “Doomdance”, aparece lleva de reverberaciones lisérgicas combinadas con densos momentos doom, que transitan al ralentí con hipnóticos pasajes de guitarra borboteante. Una lento deambular por galaxias desconocidas adornado con pasajes de psicodelia pesada.

Transitando por esos entornos siderales Sussurri Di Nascita Celeste​/​Grateful to Jerryla nave nodriza recorre esas galaxias dejando una estala de efectos a su paso. Plácidos y calmados momentos de rock espacial con mucha psicodelia en su interior y una linea de bajo con sutiles coqueteos jazz , mientras la guitarra de Alessandro “Drughito” Santori se endurece arrastrando al resto de la banda en un jam homenaje a Grateful Dead. Energía y vitalidad en un corte pesado que transita entre polvo estelar.

Haciendo uso de numerosos efectos, bellos acordes de guitarra van creando un entorno psico-progresivo a través de una bellas melodías sobre una densa instrumentación con aromáticos momentos de guitarra alejándose de los entornos espaciales sin renunciar a envolventes efectos en “875”. Coqueteando con momentos post-rock llenos de psicotrópicos en la constante experimentación sonora de los romanos. Como ya es caracteristico, poco a poco el corte va engrosando sus surcos con un incremento del ritmo dejando ese polvo estelar a base de incansables efectos. En un giro inesperado, el fornido bajo retoma el doom más siniestro e inquietante, dejando claro la versatilidad que tiene la banda para ir intercalando distintos estilos en un mismos tema. En este momento la guitarra se desdobla derrochando fuzz.

Una extraña locución el italiano da pasa en “Don Bastiano” a gordos riffs stoner que van generando densas nebulosas de fuzz. Espacios de psicodelia pesada coloreados por repetitivos pegadizos ritmos con momentos que van del doom hasta postulados hard-rock stonerizado.

“Tempus Inane Flago Requiem Spatiumque Furori” con sus 18 minutos es un tema en el  que los ondulantes y solventes riffs encuadrados en espacios nitidamente stoner van mutando a territorios más propios del stoner-metal en los que solos ácidos se van sucediendo en esa poderosa estampida rítmica, para involucionar a entornos espaciales en los que las lluvias de meteoritos llegan a momentos drone diluyéndose gracias a los acordes de una narcótica guitarra. Seguimos en el mismo tema, pero el aspecto del mismo a cambiado por completo. ahora nos encontramos atractivos momentos de psicodelia en los que la guitarra adquiere todo el protagonismo. La nave espacial de L’IRA DE BACCANO se va corrompiendo debido a la acidez que va soltando la guitarra según se van interpretando las notas. Evidentemente, la banda gusta de las jamas, y aquí no podía ser menos, por lo que después del giro dado, nos vuelven a recordar que son una banda pesada. Es el momento para el re-arme sobre los difusos riffs stoner-doom que una vez agotados, vuelven a levitar sobre entornos psicotrópicos.

“SI NON SEDES IS – LIVE MMVII”, en esta edición en vinilo cuenta con dos temas extra.

El primero de ellos, “Live Jam on Sussurri Theme”, con fluidas estructuras que nos demuestras lo que vino después de estas grabaciones. Suave psicodelia coloreada de efectos bajo un pulsante bajo y una constante duplicidad de guitarras que van definiendo su propio camino con independencia. Otra visión que da muestra de la versatilidad que tienen para cambiar el registro. Una jam en la que todos los instrumentos se presentan con nitidez, y aunque con su propia libertad, consiguen un “todo” en este agradable tema.

Como regalo el disco cierra con un mix, “Doomdance Apocalypse ’80 mix”. en el que se resume este interesante y denso trabajo de los italianos. Psicodelia pesada y doom en entornos espaciales como resumen de lo que son capaces, en un trabajo para degustar con calma para poder apreciar todos sus matices. Sutileza, belleza y fuerza unidos para cerrar un circulo que supuso un punto de partida en el camino de la banda.

https://www.facebook.com/LiraDelBaccano42/

https://www.facebook.com/subsoundrecords/

GOOSLA.- “Rite of passage”

a2671166613_16

La formación polaco-ucraniana GOOSLA nos propone un meditativo viaje sonoro a través de espacios cósmicos en su debut “RITE OF PASSAGE” desde tierras bálticas.

En tres largos temas en los que impera la psicodelia pesada con cierta tendencia doom en un entorno espacial, el cuarteto ejecuta un trabajo bien ensamblado y nada anodino dentro la proliferación de discos de estas características de los que podemos disfrutar en el panorama actual. Coqueteando con sonidos desérticos que navegan por entornos siderales en los que no faltan ecos orientales.

Con una fuerte batería y una pulsante línea de bajo nos comienza a transmitir el tránsito por misteriosos espacios en “Red sun”. Con ácidos solos de guitarra el calmado inicio del tema nos introduce en misteriosos entornos a lo largo de un ondulante viaje. Coloridos caleidoscópicos en gratificantes e hipnóticos tonos que se van modulando sobre una base rítmica que se engrosa. Un ritmo sobre el que sigilosamente caminan acordes que intensifican su exploración sonora. Un tema que fluye cual rio por meandros multicolores en los que el tema se atasca para resurgir desde dulces prados reconfortantes y floridos hasta llevarnos a vastos desiertos arenosos.

Repitiendo sus estructuras, la calma que transmiten con su psicodelia, “Indica ritual planet”, incide en unos solos de guitarra armoniosa que se van sucediendo cobre ese cadente bajo que, con su ritmo, obtiene un tema narcotizante. A veces evolutivo, se apoya en armonías pseudo-orientales.

Siempre en esas atmósferas inquietantes sobre las que describen sus episodios, “Venus”, nos muestra con intensidad a base de un descubrimiento lleno de profundidad densos y pesados ritmos sobre los que los acordes de guitarra se encargan de ponen el toque sutil. Con atrayentes momentos en los que los narcóticos pasajes generan un agradable clima sonoro.

Su sólido ritmo nebuloso y espeso llega a transitar por espesos momentos de rock desértico.  

https://www.facebook.com/goosla1/