EARTH SHIP.- “Resonant Sun”

a1108301473_16

El trío de Berlín publica su quinto álbum “RESONANT SUN” via Pelagic Records

Diez pistas en las que las nebulosas difusas están presentes en un conglomerado de stoner-metal en el que aparecen melodías combinadas con agresivos y aguerridos aullidos.

Variaciones que van desde los ácidos solos combinados con elementos stoner en “A handful of flies”. Un tema en el que la garra de la voz con acento metálico le imprime carácter a un corte que en sus entrañas transita por montañas de psicodelia pesada.

La voces guturales que encontramos  en “Smoked filled sky” con sus plomizos riffs metálicos se agasajan con toneladas de fuzz que le dotan de un acidez corrosiva.

Siempre bajo ese prisma pegajoso, los lodos que pisan los alemanes se van transformado en formas de stoner o en figuras de proto-metal, con es el caso de  “Barren”  donde la banda parece retroceder en el tiempo.

Estos cambios hacen que el disco sea entretenido en su escucha debido a los cambios que nos van ofreciendo las distintas pistas.  

Tampoco reniegan de momentos desérticos, donde el polvo arenoso de “Resonant sun” es intercalado con momentos de hard & heavy.

La nebulosas espesas llegan desde la acidez a momentos doom en una oscilación que va de menos a más para retroceder sobre su pasos a melodías que contrastan con la fiereza de alguno de sus pasajes.

La catacumbas más profundas del infierno son representada en “Wiplash”, un tema en el que la sutileza brilla por su ausencia. Las voces más fieras las cavernas de Mordor hacen su aparición nuevamente en un contundente corte de sludge y metal sin paliativos. 

Es una constante que se va repitiendo, así “Crimson eyes”, aún siendo más dinámico en su ritmo no decae, pero se muestra más atractivo gracias a esa guitarra fuzz que baila al son de una potente base rítmica, donde el bajo marca la línea metálica. Las voces no le andan a la zaga y se sienten atraídas por esa tendencia.

Así se escribe la historia de “RESONANT SUN”, un disco que conjuga los gritos hirientes con momentos de difusión fuzz en los que yo personalmente me siento más cómodo, pero EARTH SHIP no han hecho este disco para mí, sino para una gran cantidad de amantes del metal que se sentirán satisfechos con el resultado obtenido por los alemanes.

https://www.facebook.com/wearetheearthship

https://www.facebook.com/pelagicrecords/

KOMATSU.- “A New Horizon”

komatsu-a-new-horizon-cd

Ya disponible la tercera entrega de los holandeses KOMATSU, publicado via Argonauta Records.

“A NEW HORIZON” es un álbum que aplastará cabezas con toda la energía stoner, sludge y metal que atesora entre sus surcos. Una maquinaria pesada que hace honor al nombre de la banda, lo que no quiere decir que las melodías no estén presentes. Unida a su fuerza devastadora, los holandeses incluyen melodías lisérgicas que le dan brillo al derroche de riffs que practican.

Con voces que vomitan las canciones más que cantarlas, toda una apisonadora que avanza con caminar firme y pesado. Existe una conjunción de elementos psicodélicos que se van introduciendo en algunos de los temas. “Prophecy” parece calmarse con momentos de guitarras más floridas, para arremete poderosa con amagos doom, en esta ocasión con estribillos más resultones. Una dinámica que oscila a lo largo del tema.

Los momentos más salvajes podemos encontrarlos en temas como 10-4, donde el grosos de los riffs se ensancha hasta cotas insospechadas. Por otro lado, contiene composiciones que se sitúan en terrenos de una misteriosa psicodelia pesada en los que la banda baja a terrenos más lisérgicos, incluso coqueteando con momentos espaciales como en “Surfing a landside” o “Love scream cruelty”, ésta última con mayor grosor en su sonido. El sludge/metal se siente mucho más presente en temas como “A new horizon”, o especialmente “Komatsu”. “Infected” sin perder esa linea, se inclina a momentos en los que encontramos algún esquema heavy-rock a la vieja usanza, combinado con momentos ácidos en los que la tensión se palpa. 

Sin descubrir nada nuevo “Walk a mile” nos introduce en espacios en los que surcos rezuman un humo psicotrópico sobre una base pesada que se levanta poderosa en su estructura vocal.

El título que cierra el disco, “This Ship Has Sailed” puede ser el resumen del contenido de lo que KOMATSU ofrece en su disco. Una conjunción de stoner-metal, sludge, psicodelia pesada y retazos de stoner en un solo tema.

“A NEW HORIZON” fue grabado en The Void Studio con el productor Pieter Kloos en enero de 2018.

KOMATSU está compuesto por: Mo Truijens (voces y guitarra) Mathijs Bodt (guitarra y voces), Martijn Mansvelders (bajo y voces) y Joris Lindner (batería y voces).

 

https://www.facebook.com/komatsurock/

https://www.facebook.com/ArgonautaRecords/

BISMARCK.- “Urkraft”

a0082710562_16

Voces guturales que nos amenazan desde la guarida del psycho-doom  más profundo. Una caverna humeante y fangosa, sobre la que el caminar es lento y pesado. Aterradora combinación de psicoledia, metal y sludge en la línea ELECTRIC WIZARD, NEUROPSIS o incluso SLEEP. Instrumentos que se estructuran en dos niveles distintos para confluir en un oscuro abismo.  Un mundo de fantasía terrorífica en un intento de huida de las tinieblas; o en una atracción hacia las mismas. En cualquier caso, la hechizante calma de sus pasajes más lisérgicos  en los que la fiera dormita, siempre precede al más terrorífico de sus perfiles. Envolventes plegarias en la lejanía crean mormífinicos estados de enajenadora abducción para zarandearnos con el terror de sus voces y riffs.

“URKRAFT” ha sido publicado en formato físico via Apollon Records el pasado 17 de agosto.

BISMARCK son: Torstein Tveiten (voces) Eirik Kvam Goksøyr (guitarras) Trygve Andal Svarstad (guitarras) Anders Vaage (bjo, guitarras, teclados) y Tore Lyngstad (batería).

https://www.facebook.com/Bismarckdoom/

https://www.facebook.com/bergenapollonrecords/

MOTO TOSCANA.- “Moto Toscana”

a1381437522_16

Curioso proyecto experimental en el que una batería sencilla y un bajo intenso se acompañan de una limpia voz que gusta de las melodías.

MOTO TOSCANA crea su propio universo con su mezcla de sludge, doom con momentos funk. Con un groovy que se orienta a darle protagonismo al grave bajo de  Michi Witt

Con sucesiones de efectos obtienen un sonido en el practicamente no se percibe la ausencia de la guitarra, compensada con la gran técnica que derrocha su bajista. Andy Versus complementa la apuesta de los alemanes con uno registros vocales que por momentos se acercan a territorios grunge con una discreta reververación.  Un álbum que está grabado en una sola toma sin overdubs en una sesión de seis horas en la oscuridad de un pequeño estudio. siguiendo esa máxima que algunas bandas aplican “menos es mas”. 

Pegadizos riffs ondulantes se suceden a los largo de los nueve gruesos temas. Las vibraciones doom se complementan con la aparente sencillez de una batería.  Últimamente nos estamos encontrando cada vez más formaciones de dos miembros, bien sea guitarra y batería, o batería y bajo, pero estos chicos le aportan una novedad. Pocas son los dúos que incorporan un vocalista que no ejecuta ningún instrumento.   En el fondo puede resultar algo extraño su denso sonido, pero si te dejas llevar, puedes disfrutar de la peculiar apuesta, y si eres amante del sonido del bajo, el gozo puede ser inmenso. La camaleonica ejecución con mismo punto de partida, y la versatilidad de los “gordos” sonidos obtenidos, siempre aderezados con unas voces que se sacan del negro agujero sludge para recorrer otros espacios estilísticos puede hacer una buena escucha.