UNCLE ACID & THE DEADBEATS.- “Wasteland”

uncle-acid-the-deadbeats-wasteland-lp-coloured-73206-1

Fieles a su estilo, los británicos construyen un álbum basado en su particular rock clásico de tonos ocultistas. Un disco que suena a  UNCLE ACID. Un disco crudo, de sonido sucio, aunque no exento de unas melodías que están más trabajadas que en discos anteriores.

Manteniendo su influencia de los sonidos británicos de los sesenta, a buen ritmo van dando cuenta de unos temas en los que las nebulosas sirven de manto protector. Buenas voces y coros hacen el resto. Sobre estos mimbres, van construyendo su propio cesto sonoro en el que no faltan buenos solos de guitarra que van insertando con maestría sin recargar las composiciones.

Estamos ante una banda que puede levantar pasiones, o simplemente indiferencia. El hecho de que gran parte de los temas sigan una línea similar contribuye a esa percepción de monotonía, pero si el aspecto de sus temas pudiera parecer monótono, ya se encargan de meter un riff aquí y otro allá para deleitar a sus más fieles seguidores.

La psicodelia sesentera no es el único sello de identidad de UNCLE ACID, la apuesta Sabbath acaba apareciendo en algún rincón de cualquiera de los temas.

“Shockware city” se inicia con unos riffs que inevitablemente me recuerdan a FOCUS, pero que son suavizados por sus particulares registros vocales. Como si se contuvieran en su ímpetu generan una expectación de fuerza y pesadez que luego no se convierte en tal. Dicho esto, estamos ante uno de los temas más potentes del álbum. Los cambios de ritmo contribuyen al colorido del corte haciéndolo mucho más atractivo. Aquí la monotonía desaparece por momentos a pesar de que en un segundo plano la estructura no varíe.

Entran en contraste la capacidad de ser pegadizos y la aspereza de unos temas de aspecto sucio. Probablemente ya puedas sentirlo. En medio de la brillante bruma del crepúsculo. En la médula de tus huesos. La oscuridad se está volviendo más oscura. Las fuerzas malévolas están al acecho. El páramo está haciendo señas. El tío Ácido está de vuelta a casa con “WASTELAND”.

UNCLE ACID & THE DEADBEATS ha estado haciendo música extraordinaria desde 2009. Siempre demasiado osados ​​e idiosincrasias para ser encasillados fácilmente, emergieron de un rincón oscuro de la laberíntica trama inglesa como sombríos proveedores de un nuevo y abrumador cariz psicodélico, domina los rudos y arenosos rudimentos del hard rock y el turbo-blues, impulsados ​​por el oscuro y lisérgico corazón de finales de los 60 y principios de los 70 y empapados de imágenes macabras. Inmerso en las melodías caprichosas y los arreglos traviesos del pop psicodélico  el trueno disonante del proto-metal y el doom. Su hazaña más grande ha sido crear un mundo sonoro completamente nuevo a partir de estos ingredientes más familiares. 

Estamos ante 47 minutos de psicodelia pesada, audaz y con frecuencia desconcertante, que se reconoce instantáneamente como el cuerpo de trabajo más inmersivo y sugerente de la banda. 

“No hay suficiente melodía o armonía en la música nueva para mi gusto”, dice Starrs“¡Quería ir aún más lejos con todo eso esta vez, y realmente forzarlo a la gente! Es importante para mí que alguien lo mantenga activo, especialmente en música heavy. Siempre escribo para mis propios gustos, por lo que siempre me atrae, realmente no lo pienso. Pero diría que todo ha sido una progresión instintiva “.

Realmente descriptiva la afirmación, consiguiendo un viaje desorientador a través de sus sueños más extravagantes,  “WASTELAND” se desliza majestuosamente desde himnos picantes y directos de psycho-rock como “I See Through You” y “Shockwave City” hasta el viscoso y emanador sonámbulo de “No Return” de ocho minutos y el mal viaje de ojos brillantes del pista del título fascinante del álbum.

Rock clásico de los setenta con inclinaciones desde el rock and roll al heavy-rock se reflejan en “Blood Runner “ o “Stranger tonight”.

Un poderoso cuento de advertencia, desde lo arraigado de los paisajes extraterrestres de la imaginación de Starrs, pero con una conexión muy clara con el caos trastornado del mundo político actual. Mientras la humanidad gira alegremente por el desagüe, las visiones distópicas y los horrores actuales se han vuelto más o menos intercambiables, lo que hace que el morboso surrealismo de  “WASTELAND” sea mucho más pertinente e inquietante en el proceso.

El álbum está ambientado en una tierra donde la gente vive en ciudades amuralladas, bajo una gran vigilancia, aislada y con miedo el uno al otro”, explica Starrs“Todos sus pensamientos, conocimientos y recuerdos han sido borrados, dejándolos como los muertos vivientes, apenas funcionando y adictos al brillo de las pantallas de propaganda parpadeantes”.

“En el inframundo, hay discos de programa para el cerebro que pueden reemplazar los pensamientos robados y permiten a las personas finalmente pensar por sí mismos”, continúa. “Les da el conocimiento para escapar de la miseria de las ciudades y para alcanzar la libertad de los páramos exteriores, pero el páramo, por supuesto, es un infierno total en la tierra. La idea general parecía bastante apropiada con toda la propaganda y la desinformación con las que nos bombardearon en los últimos años “.

Seguramente estamos ante su disco más creativo, llegando a usar melodías acústicas con tufo a psicodelia-folk de la que nos podríamos encontrar en cualquier banda del sello Hollyground haciéndose eco de esa lánguidas atmósferas mágicas de turbulentos pasados y que hace que las sombras cobren vida. 

El disco estará disponible a partir del 12 de octubre via Rise Above Records 

 

https://www.facebook.com/uncleacid/

https://www.facebook.com/riseaboverecords/

 

 

Anuncios

PSYCHIC DOSE.- “Maleficium Volume 1: Death of the Sorcerer”

a0961086932_16

PSYCHIC DOSE nos presenta un álbum conceptual en el que la brujería y la magia negra están presenten en todos su cortes.

Lento y tenebroso abre una caminar por oscuros bosques éste “MALEFICIUM VOLUME 1: DEATH OF THE SORCERER” con sus suaves y humeantes acordes de tinte ocultista. Un brebaje preparado a fuego lento. Con gotas de guitarra ácida en la marmita para crear una poción en la que el doom borbotea por la orilla más psicodélica.

Siempre enigmático, el tránsito por “Cementery road” transcurre por espacios de magia negra en la que la seductora e inquietante voz de Amanda, su hechicera principal, nos seduce con su cautivador registro, para transformarse y dejar ver todo su maléfico poder. Los riffs y la cadencia doom protegen ese tránsito. Los aullidos de la bruja generan una intensidad en esa batería lenta que camina ralentizada previamente. Los alaridos hechizantes se van combinando con una sensuales y seductoras plegarias. Todo a paso lento como un gran álbum de doom. La aceleración del bajo junto con la transformación de la sensualidad en algo diabólico hace el resto.

Encontramos brillantes desarrollos de guitarra fuzz sobre esa base doom que practican los de Florida. Voces suavizando una intensidad instrumental siempre bajo un prisma de ocultismo. los tensos pasajes se combinan con voces armoniosas con una nebulosa de guitarra difusa en desarrollos brillantes a la vez que contenidos. Destaca en “Satyr’s sees”, algo que está presente en todo el álbum, el gran uso de los platillos de la batería, le da un toque particular a las composiciones.

No solo aparece la voz de Amanda, en “Curse of the Withunter” extrañas voces masculinas se escuchan en la lejanía en un calmado pero tenso entorno. nuevamente la guitarra rebosante de humarasca ácida borbotea dándonos muestra de que la poción va cogiendo cuerpo. Una guitarra que se abre paso entre la bruma doom de una forma sutil. Es el preludio de las plegarias de una hechicera disfrazada de sacerdotisa.

Si la mayor del trabajo camina a paso lento pero firme por los senderos del doom más clásico, en “The wizard council” encontramos el corte más acelerado. Un tema de tintes Sabbath, con un ritmo más repetitivo, los tonos retros son salpicados de diabólicas con una punzante guitarra que apoya la cabalgada del bajo y la batería. El ocultismo en estado puro.

PSYCHIC DOSE,  se mueve con libertad en los terrenos del psycho-doom, ofreciendo su propia visión del estilo. No se duele en prendas alejarse de la pesadez introduciendo ritmos más cadentes. Con temas que oscilan y que cambian su dirección manteniendo esa tensión. Moviéndose en terrenos más retro “Bound to the bog” combinando riffs más propios del stoner con voces que se van alternando. Subidas y bajadas en las que el fuzz envolvente sigue presente, más psicodélicos, pero sin huir de las tinieblas. Tampoco tienen ningún problema en adherir algún momento más heavy.  Esta tendencia aparece también en “Death of the sorcerer”, en que pierden la acidez para introducir más elementos enérgicos, con la diabólica voz amenazante, hasta el aquelarre final en el caos se desata en territorios más metálicos.

Seguramente los nueve minutos de “The banishing” pueden resumir el sonido de PSYCHIC DOSE. Doom lento, grueso, pesado, pero a su vez lleno de humeante psicodelia, Pasajes calmados y susurrantes en los que la intriga se palpa.  El registro diabólico de Amana Howell hace el resto, así como la peculiar batería de Jeff Lenard y su uso de los platillos.   Andrew Costantino, sigue desparramando con acierto fuzz de su guitarra.

“MALEFICIUM VOLUME 1: DEATH OF THE SORCERER” suponetoda una historia de magia negra en la que el maleficio acaba con el hechicero a base de psicodelia pesada de alto voltaje.

https://www.facebook.com/psychicdose

https://www.facebook.com/forsakenrecords/

ALMS.- “Act One”

a1929886533_16

Nacidos en la caverna del doom de Maryland, ALMS sigue la tradición de bandas como THE OBSESSED combinándola con registros mas cercanos a Ruby The Hatchet o High Priestess. Surfeando en lo más alto de ola psycho-doom que llega desde la Costa Este.

Evidentemente la incorporación de voces femeninas hace que ALMS descienda más por precipicios psicodélicos en detrimento de los contundentes abismos metálicos.

Las notables melodías contenidas en este primer acto ven la luz en formato físico en 26 de octubre vía Shadow Kingdom Records.  Conmovedor sonido que deflagra en forma de llamaradas salidas de la hoguera del proto-metal de los setenta. Intercambios de riffs de sus guitarras, unido a un ritmo con momentos infernales pone el contrapunto a las perfumadas y calmadas voces.

Reconocibles sonidos hard & heavy fluyen en temas como “For same” para recordarnos cual es su hogar y traernos del mundo de las tinieblas con efluvios setenteros.

El resultado es un disco versátil, y de fácil digestión. Con las suficientes dosis de contundencia doom como de melodías sugerentes y apetecibles que nos han acompañado a lo largo de las cuatro últimas décadas.

https://www.facebook.com/almsbaltimore/

https://www.facebook.com/ShadowKingdomRecords/

THE VINTAGE CARAVAN.-“Gateways”

34792138_1834295099955746_274648388186669056_n

Nada más escuchar las primeras notas del nuevo álbum de THE VINTAGE CARAVAN, se advierte que los islandeses han vuelto a sus orígenes tras el endurecimiento de  en su anterior disco “ARRIVAL”. En el momento de su salida parecía haber influido su fichaje por un sello como Nuclear Blast, dando un cierto giro a sonidos más pesados, pero en “GATEWAYS” nos hacen desechar esa teoría.

Mucho más protagonismo a las melodías sin que esto suponga una pérdida de energía. Basando su sonido en el hard-rock setenteros, la banda transita con soltura por escenarios de rock clásico. Los coros y estribillos ayudan a esta concepción resultona en sus temas. Potentes riffs de hard con tonos melódicos se van combinando con temas llenos de fuerza como “The way”. Una frescura compositiva que parece salirles del alma, como diciendo, “¡estos somos nosotros!.  Ritmos infernales de su batería y ese bajo denso se salpican de armonías cercanas a los cánones del hard-progresivo. si algo por lo que felicitarles, es por su buen hacer en esa combinación de sonidos añejos, con su propia puesta en escena contemporánea. Riffs que caminan por territorios más cercanos al stoner o al mísmísimo proto-metal, se combinan con ensoñadoras melodías. “Reflections” o “Reset” son claro ejemplo de ello. Tapando la pesadez con bellas melodías y las melodías con la pesadez consiguen un resultado brillante. 

En ocasiones partiendo de bellos acordes acústicos llenos de romanticismo, que es coloreado con notables momentos sinfónicos que nos recuerdan a Wishbone Ash “On the run” o la impresionante “Nebula”. Una pista en la que registros que por momentos evocan a Jethro Tull o Rush, consiguen que no podamos diferenciar si se trata de un tema contemporáneo o un corte de cualquier banda progresiva de la década de los setenta. El resultado es una atemporalidad de su música.

“GATEWAY” no está exento de riffs difusos, con densas atmósferas humeantes exploradas por voces que recuerdan a Ian Anderson o a Mick Abrahams, así como cortes con groovy blues-rock herederos de FREE como “All this time”, o “Set your sights”, donde las guitarras se desangran para ofrecernos lo mejor de si mismas. Una sangría salvaje y divertida a la vez, a la que no es posible poner ningún reparo.

Y si de lo que se trata es de versatilidad, ¿Por Qué no incluir temas más melódicos, como “Tune out”? Sobre tiempos medios construyen otro corte de rock clásico, en esta ocasión volviendo a usar el sentimiento romántico con agradables y estéticos acordes retro.  

Para el final del disco dejan un tema que me sorprendió nada más escuchar las primeras notas. La inclusión de una versión de “The Chain”, tema de los británicos FLEETWOOD MAC pone la guinda a un enorme trabajo. A veces no hay que ir más allá, la respuesta puede estar en homenajear a una gran banda. No solo de riffs pesado vive la escena alternativa, a veces es una magnífico ejercicio rescatar otros registros más sutiles, y eso no quiere decir que la energía se evapore, y esta versión es prueba de ello. 

Más que notable, la tercera entrega de THE VINTAGE CARAVAN, en mi modesta opinión es una especie de vuelta a los orígenes, tras haber experimentado sonidos más pesados, que en el fondo no cuadraban del todo con su filosofía. Su cuarto disco me dará la razón, o no, ¿quién sabe?, pero hasta que eso llegue, todavía podemos disfrutar de muy buenas escuchas de “GATEWAYS”, empapándonos de sus melodías o zambuyendonos en sus vibrantes riffs. 

 

https://www.facebook.com/vintagecaravan/

http://www.thevintagecaravan.eu/

https://www.facebook.com/nuclearblasteurope/

http://www.nuclearblast.de/

CRAZY BULL.- “The past is today”

a3901011011_16

Un hechizante brebaje llegado desde Filadelfia con altas dosis en su receta de lodos de bandas como BLACKFOOT, BLUE CHEER o CACTUS disueltas en altas concentraciones de blues-rock. Todo ello puesto en la batidora a máxima velocidad y potencia para que la mezcla haga volverse loco a un un toro.

Como el propio título del álbum “THE PAST IS NOW”, CRAZY BULL desarrolla su propio presente ofreciendonos un trago de esa pócima sonora que se inventó en los años setenta y que el cuarteto sabe destilar con precisión. Sin complejos, transitan por los caminos del proto-metal de épocas pasadas, revitalizándolos y asfaltándolos según su propia versión. Estamos antes música de ahora, si de ahora!!!!, Pero que nos recuerda inevitablemente a los pioneros del hard-rock. Con una contundente sección rítmica acompañada de dos guitarras salvajes, CRAZY BULL consiguen que su elixir deflagre en nuestras cabezas sin poder defendernos de su embestida.

Todo un misil de disco en el que el vigor, la energía, el dinamismo, y las reverberaciones más incendiarias consiguen, acompañados de rudos registros vocales,  que nos hagamos fieles seguidores de su presente y…. de su futuro.

https://www.facebook.com/Crazy-Bull-441981839267119/

THE RARE BREED.- “Looking for today”

a1159830952_16

THE RARE BREED lanzó “LOOKING FOR TODAY”, allá por  2016, teniendo su reedición post-apocalíptica hace unas semanas a través de Ripple Music, lo que hace que el trabajo tenga el reconocimiento que merece. 

Fieles herederos del estilo Sabbath, especialmente en en los registros de su vocalista Oscar de la Torre. El disco explora territorios proto-metal a base de pegadizos riffs. Una embestida arrolladora que levanta polvo desértico a su paso. A veces con acento de los setenta, en ocasiones con sonidos stoner mucho más contemporáneos, sus surcos vomitan dosis de hard rock clásico evocando a Ozzy. Si claramente esa esencia es lo fundamental, las armonías se tornan más ácidas pero siempre custodiadas por unos tambores de guerra que invitan a la contienda. Aunque la genética Sabbath es reconocible, la banda tiene su propia identidad, no quedándose en un mero homenaje. Con momentos luminosos, repiten riffs que dan color a su oscuridad con momentos alborozados entre su brutalidad.

https://www.facebook.com/RareBreeding/

http://www.ripple-music.com/

https://www.facebook.com/theripplemusic/

THE SLEDGE.- “On the verge of nothing”

a0323301531_10De las cenizas de la banda danesa HJORTENE,   THE SLEDGE publica su primer trabajo “ON THE VERGE OF NOTHING” de la mano de Kozmik Artifactz el 15 de junio. 

Un registro capturado en vivo en el estudio, durante dos días. Todas las pistas básicas de batería, guitarra y bajo se hicieron en una sala, se tocaron en vivo, sin auriculares y sin ventanas de estudio para oscurecer la energía; solos rugientes amplificadores y golpes fuertes de batería. La banda quería capturar la sensación cruda de tocar en vivo, y poder sentirse en esa sala. Más tarde, doblaron las voces y otros detalles e invitaron a destacados amigos a contribuir. El viejo amigo de la banda Lorenzo Woodrose (BABY WOODROSE, ON TRIAL) está en todo el álbum “él solo vino, se colgó, y entregó … muchas voces de percusión y armonía”Bo Morthen hizo la voz para una pista de blues apareada, y teniendo a Lorenzo para respaldarlo. “Fue como volver a probar juntos una canción”. 

Anders Onsberg Hansen ( BABY WOODROSE, SPINDS N ø GENHAT) hizo las grabaciones en Copenhague, y para la mezcla y la masterización, la banda traído en algunos campeones de peso pesado en el negocio del rock: Matt BaylesMASTODON, THE SWORD, ISIS) hizo las mezclas en Seattle, y Dave Collins (SOUNDGARDEN, FU MANCHU, QOTSA) hizo la masterización en Los Angeles. La banda comenta: “Queríamos llevar todo un paso más allá y no hacer concesiones al elegir con quién trabajar. No nos dispusimos a hacer un álbum de rock stoner clásico … y creemos que puedes escuchar eso”. El resultado es un álbum de rock duro, con mucho groove y que consta de ocho canciones que muestran la amplia capacidad de una banda fiel a sus raíces mientras exploran las posibilidades del rock n ‘roll. 

“Tantra”  camina sobre el heavy-psych atascándose con riffs en bucle, para terminar explotando en un stoner terso resolviendo la tensión, con registro vocales que nos recuerdan a los mismísimos SLADE.

Un firme bajo nos introduce en un corte de stoner con tintes proto-metal. “Death drome doline”, alterna ritmos salpicados de solos de guitarra, con unas voces proto-punk en una nebulosa psicodélica densa y borrosa. 

THE SLEDGE sabe manejar las armonías más reconfortantes con maestría. “Curtains” con clara influencia de  un órgano penetrante, Un tema gratificante que nos muestra el lado más dulce de los daneses. Conjugando la sutileza con la fuerza los ritmos se van rompiendo. Dinámico a veces, calmado en otras. el tema va oscilando hasta retomar el control con efectividad caminando sobre la frontera de los sonidos progresivos.

 En  “Running dawn the mountain” dejan patente toda su energía proto-punk en un tema stonerizado; fórmula que repiten en “Like shit” en su escaso minuto de duración.

Fuzz a raudales destila “179 liars”. Sobre un patrón stoner los efectos se suceden al ritmo de una batería marcial. Todo un torbellino de psicodelia pesada.

En “Yet untitled” encontramos un ejercicio de inquietantes efectos sobre un nítido bajo con tendencia doom. Un viaje a las catacumbas del underground más oscuro con ecos de proto-metal setentero. Un ritmo grueso grueso arropado por un manto ácido. Un tema ondulante con gran cadencia rítmica y vocal.

Los casi diez minutos de “Flammehav” suponen un cierre brillante a un disco completo y versatil. Una evolución pseudo-espacial, con efectos que se suceden es el punto de partida para un viaje a través de enigmáticos entornos. Con sonidos de saxos logran ampliar la gama cromática dotándola de gran colorido. Tensión contenida en un cadente e intrigante corte de hevy-psych. Con una estética embriagadora, con narcotizantes pasajes, el tema nos anestesia fluyendo en sí mismo lleno de frescura. Una cautivadora combinación de recursos creativos que no siguen ningún canon establecido y que transitan por libre.

Con este disco, THE SLEDGE, a buen seguro hará que se hable de ellos.

https://www.facebook.com/thesledgeband/

https://www.facebook.com/kozmikartifactz/

http://kozmik-artifactz.com/