Reseña.- BRANT BJORK.- “Jacoozzi”

a2970822346_10

Uno de los pioneros del desierto presenta su nuevo álbum en solitario. Personalmente cada día me siento más atraído por su creación en solitario, a pesar de reconocer que con Kyuss fueron crearon un sonido que ha dado mucho de sí y cuya estela es enorme y sigue siendo fuente de inspiración para multitud de bandas.

“JACOOZZI” ve ahora la luz con grabaciones efectuadas en diciembre de 2.010, cuando BRANT BJORK, en una casa en Joshua Tree pretendía grabar otro disco en solitario. Cuatro días de grabaciones que el músico decidió abandonar las ocho canciones en las que estaba trabajando. Junto a su amigo e ingeniero Tony Manso, comenzó a grabar y a tocar la batería con improvisaciones espontáneas. Luego fue incorporando las guitarras, bajo y percusiones sin perder el espíritu de la improvisación.   Las grabaciones sin terminar se quedaron en un estante. Bjork había quedado más satisfecho con las sesiones improvisadas, recuperándolas ahora para gozo de sus seguidores. Los diez temas aquí contenidos, recogen aquellas sesiones reflejando toda la frescura de un músico que toca y se divierte. Un disco sin ataduras en el que se deja llevar por sus instintos, y ¡¡de qué manera!!.

Había noticias de estas cintas, pero la incertidumbre sobre si verían la luz en algún momento siempre existió. Ahora tenemos la respuesta ante nosotros.

En “JACOOZZI” encontramos la mejor versión posible de BRANT BJORK.  Puede que los acérrimos seguidores de Kyuss puedan verse defraudados, pero, si olvidan los complejos podrán disfrutar de un disco hecho con espontaneidad y en el que se ven reflejados una gran variedad de sonidos que hemos venido escuchando durante décadas, rock, blues, Funky, psicodelia, jazz, ecos west-coast, así como el desert-rock que le aupó a la fama. Todo un acierto que puede convertirle en uno de los albúmenes más destacados de su discografía.

Estamos ante un trabajo prácticamente instrumental basado en jams en el que cada tema tiene mil matices.

“Can’t out run the sun” deja claro que nos vamos a encontrar en los surcos de “JACOOZZI”. Improvisaciones bajo cadentes ritmos de batería repetitiva de hipnótica. Unos acordes que se repiten insistentemente a través de una introducción de casi dos minutos ejecutados con parsimonia. Un tema en el que parece que vayamos en un tren por el desierto desde cuya ventana vamos viendo pasar el paisaje. Un corte contemplativo con sutiles acordes de psicodelia apacible y olor a cactus.

En sus últimos discos, el músico de californiano nos ha ofrecido múltiples temas en los que el funky hacía acto de presencia. Aquí, “Guerrilla funk”, refleja ese groovy en el que el bajo y la batería adquieren una cadencia pegadiza y llena de frescura. Jugando con los ritmos a través de los distintos instrumentos, las melodías desaparecen. Cambiantes armonías van moldeando sus formas en improvisaciones sosegadas en las que demuestra su versatilidad y habilidad, tanto con la batería como con la guitarra. El tema refleja a un músico divirtiendo tocando, jugando con ritmos y acordes que repite a su antojo, y eso consigue transmitir que nos sentamos partícipes del mismo.

Si las influencias musicales que contiene “JACOOZZI”, son múltiples y variadas, solo hay que escuchar “Mexico city blues” para corroborarlo.

Con el protagonismo de la batería, una nueva jam con matices jazz coquetea con una guitarra que rezuma blues mirando a esas plantas que corretean por las arenas del desierto.  Tengo la completa sensación de que la grabación es fiel a la original, sin aditivos, ya que el resultado es como si el tema estuviera inacabado.

En poco más de medio minuto, ejecuta un calentamiento de batería, sin más, en “Five hundred thousand”. Siempre me pregunto porque muchas bandas incluyes cortes así en sus discos, que personalmente creo que aportan poco, pero supongo que su motivo tendrá. Bien es cierto que sirve de introducción a uno de los temas que personalmente más me gustan de todo el álbum. “Black White wonderland” nos lleva a paradisíacos espacios a través de ensoñadores acordes de guitarra que parten desde una calma y un sosiego introspectivo. Acordes melancólicos que evocan una cierta mirada al pasado. Un tema en el que la añoranza está presente y que contrasta con el distinto carácter que tienen las guitarras con respecto a la batería. Por otro lado hay que destacar el magnífico trabajo de bajo que contiene, un bajo que puede pasar desapercibido, pero que resulta fundamental en la construcción del corte.

Con pedales y distorsiones, “Oui” combina ritmos jazz con psicodelia relajante. Guitarras superpuestas en distintos estratos definiendo claramente su papel en los ritmos, y en los solos. Un soplo de fuzz humeante con el jazz muy presente. Otro tema brillante.

Si, el jazz está muy presente en “JACOOZZI”, así “Mixed nuts”, sigue esa cadencia musical, con un ritmo de batería y bajo tonos vintage en una nueva jam en la que la guitarra pone los tonos más oscuros e hipnóticos. Susurrantes, incorpora un órgano en segundo plano que tiñe de ocre un el tema.

El Brant más rítmico y bailable aparece en “Lost in race”, Compases funkys de percusión con un bajo hipnótico y pulsante prescindiendo de las guitarras

La psicodelia tiene un nuevo espacio donde desarrollarse en “Polarized”. Bajo ritmos de jazz, los solos más ácidos tienen su espacio aquí. Distorsiones y leves acordes de piano con una batería al ralentí, van arropando los momentos más diabólicos de Bjork y su guitarra.  Otro tema que se presenta como incompleto en su aspecto, y que ocupa el espacio lisérgico de este versátil trabajo.

Si los nueve primeros temas del álbum son jams instrumentales en las que la improvisación está presente, “Do you love your Word?”, es el único tema en el que ponemos escuchar la voz de Brant. Dulzura y con reminiscencias del verano del amor, las melodías y los sutiles acordes de la guitarra solo sirven de cobertura para una voz llena de sentimiento y calma. Un broche final perfecto para un trabajo que cuanto más escuches más te sentirás atraído por su contenido. Seguramente el hecho de publicar los temas en bruto hace que su valor se eleve, y se aprecie con un mayor reconocimiento. Frescura y naturalidad en estado puro.

https://www.facebook.com/BrantBjorkOfficial/

https://www.facebook.com/HEAVYPSYCHSOUNDS/

Anuncios

LIQUID SUN.- “Exploration”

a0315153227_10

Segundo registro del año del trío austriaco LIQUID SUN.  Dos largas jams a lo largo de media hora en la que la música flota creando un estado de bienestar y sosiego que va más allá de lo terrenal. El blues y la psicodelia transmitiendo sensaciones desde los instrumentos de la joven banda. Sin necesidad de voces, se las apañan para crear sosegados espacios donde la relajación se introducen a través de nuestra piel. Partiendo de estructuras blues y stoner, van añadiendo elementos en los que las reverberaciones fuzz están presentes. 

En comienzo murmurante, sobre acordes que se repiten generan un hipnotismo apacible en “Hypnotic Memories”. Unos platillos insistentes y los riffs repitiéndose en su propuesta, consiguen elevar la fuerza del tema. Una vez alcanzada la cima, el blues sale de las cuerdas de la guitarra de Joseph Buttinger. Haciendo que la guitarra llore con cada nota en blues psicodélico al uso. Sosiego y sentimiento siempre bajo la garra que todo blues debe contener en su interior. Un humo cannabinoide va creando atmósferas perturbadoras y redentoras que desembocan en pedales y reverberaciones fuzz. Con algún momento más pesado en su instrumentación, la mayor parte del corte transcurre por sosegados caminos que conducen a

Algo más misteriosos, los primeros acordes de “Wonders of Pilgrimage”, parten de estructuras stoner, para, con un magnetizante bajo de la mano de  Christian Weilguni, avanzar cadenciosos a llanuras inquietantes. Una vez allí, la guitarra con reverberaciones orientales va desarrollando atractivos solos llenos de color. Fuzz y pedales destacan sobre una base rítmica que mantiene el hipnotismo. A partir de ahí, la estructura de la jam sigue su exploración psicotrópica. Si en el tema anterior existía un claro carácter blues, en esta ocasión esos ecos desaparecen en pos de estados más lisérgicos. Con innegable presencia de elementos orientales, LIQUID SUN se deja llevar por la improvisación psicodélica, abandonando los ecos stoner. solo en la parte final se incrementa  la intensidad del tema coqueteando con esas vibraciones. 

 

https://www.facebook.com/LiquidSunBandAustria/

 

HOJA MADRE.- “Hoja Madre”

a1443522381_10Desde Perú nos llega la primera producción de HOJA MADRE. Todo una canto a la naturaleza, con una mirada psicodélica y progresiva. Atractivos desarrollos basados en la fuerza de la guitarra de Paul Bracamonte, con suaves y aterciopelados acordes que fusionan naturaleza y música. Ondulando suavemente sobre valles de calma. El trío consigue trasladar al oyente a esos espacios de sosiego en los que la acidez, narcotiza con sutileza.

Con temas como que partiendo de potentes riffs hard-rock con tonos retro van transformándose, para inclinarse a pendientes ácidas en las que la frescura se siente.  Afrodisíacas atmósferas con colorido floral con tallos fuzz que brotan lentamente como es el caso de “Lo santo”.

Con momentos en los que el trío se decanta por una jam en a la que dan forma de canción, como es “Trinidad”. La guitarra siempre dominando los temas, se guarece tras la fornida batería y un sobrio bajo que parecen contenerse.Efectos varios dan paso a relajantes pasajes que poco a poco van alejándose en el espacio. Un vacío y misterio descrito a través de sus notas. Un tema ácido que ondula floreciendo y marchitándose.

Gruesos ritmos de temas espesos como “Paranoia”,  dotan de misterio y tensión la narración de los peruanos.Una sucesión de solos bien custodiados por un ritmo intenso van armándose vigorosamente.

Nuevamente en esquema de libre composición, “Jam nº 1” nos ofrece melodías evocadoras de espacios naturales, en la que la atractiva guitarra alarga sus riffs hasta el infinito, sobrevolando con sus notas un jardín del edén. Perfumado y bello, pero incisivo a su vez.

El cierre a este primer trabajo de HOJA MADRE lo pone “Into the glad sun”, en el que homenajean a dos bandas como GRAND FUNK RAILROAD y CREAM, con la guitarra de Paul aullando entre unos efectos que hacen estragos, en unos riffs que se estiran como chicle. para acabar en territorio CREAM.

Prometedor trabajo que esperamos sea el inicio de una prolífica producción de la banda.

HOJA MADRE son: Paul Bracamonte, (Guitarra), Manuel Bracamonte (Bajo) y Franco Tenorio (Batería). 

https://www.facebook.com/HojaMadre/

RAINBOW BRIDGE.- “Lama”

a1971372226_16“LAMA”, supone el primer larga duración de la formación italiana RAINBOW BRIDGE, después de haber lanzado un EP con material propio. Previamente existen publicaciones en las que la banda ejecuta versiones de su admirado JIMI HENDRIX. El nombre de la banda no parece ser casual.

Esta devoción por el músico de Seattle queda patente en el presente disco. Curioso que hoy cuando se cumple el aniversario de su muerte, se edita este trabajo. 

Seis temas en los que los ecos del blues ácido setentero se reflejan con maestría. Cadencia y ritmo que transitan por escenarios setenteros en los que los tonos lisérgicos ocupan gran protagonismo. Si dentro de sus composiciones destacan los desarrollos y solos de guitarra, la guardia pretoriana de un bajo cadente sirve de preludio a los citados solos. Así, “Lama“, es corte que da título al álbum, es un ondulante viaje que recupera la esencia de la costa oeste en sus momentos más brillantes. Los solos se suceden sin demasiadas estridencias, creando un tema de tonos vintage. pero que se resuelve por si mismo. Dentro de la apuesta de los italianos, el blues añejo y psicotrópico tiene cabida en “Storm”. Aquí la contundencia hard-rock está más presente sin perder de vista los genes hendrixianos. A buen ritmo se van sucediendo unos riffs apoyados en unas voces con un groovy completamente sacado de la época dorada del rock. ¿Retro-rock? Agunos lo definirían así, pero cuando hay una admiración y una cierta identidad propia, quizás elk término no sea apropiado. Si bien el punto de partida está claro, “Day after day” nos ofrece otra visión mucho más lisérgica y calmada. Repetición de arpegios bajo bellas melodías con voces sugerentes, consiguen ambientar el sosegado tema. La furia y el músculo vienen de parte de esa guitarra que alarga sus solos más punzantes hasta el infinito pero sin estridencias. Melancólico y por momentos tenebrosos, los efluvios lisérgicos flotan en sus notas de forma reconfortante.     El dinamismo de “Words” mantiene el regusto añejo de esos blues impregnados de thc típicos de los inicios de los setenta. Con registros vocales más desgarrados, la banda sigue anclada en aquellos momentos de gloria sin ningún pudor.

A continuación nos encontramos una jam que sirve de esparcimiento para que cada miembro desarrolle sus riffs cargados de fuzz en el caso de la guitarra, la línea de bajo sigue su propio camino en una estructura de ejecución libre.

El corte final, “No more i’ll be back” con sus doce minutos genera la libertad suficiente para que, partiendo del slide guitar en un blues pantanosos donde los efluvios intoxicantes del delta, con acordes acústicos se van impregnando de psicotrópico a paso lento.  sus tonos sureños son salpicado de un fuzz netamente humeante, para completar la composición más creativa de RAINBOW BRIDGE. blues con medios tiempos que juega con la psicodelia y los sonidos swamp. Una vuelta al delta del Mississippi bien ejecutada. 

https://www.facebook.com/rainbowbridgemusic/

DOMADORA.- “Lacuna”

a3998015672_16
La música es una forma de alcanzar la elevación de la mente. En este caso, la de DOMADORA tiene la intención de poner al oyente dispuesto en un estado de trance y alcanzar un estado de elevación la música contenida en “LACUNA”.
Los franceses, partiendo de esquemas retro-stonerizados se enzarzan en una espiral de riffs y distorsiones en pura linea EARTHLESS con una batería Zepeliniana. Arrolladora se muestra“Lacuna Jam”!
Inquietante y mostrando todo el poderío del caudillo de las estepas, “Gengis Khan” rebosa polvo de las desérticas llanuras mongolas, o de cualquier desierto que se precie.
Una pista de psicodelia pesada que galopa poderosa en entornos desolados y yermos.
Haciendo parada en majestuosos palacios, los tonos floydianos su mezclan con momentos Causa Sui. El ejercicio rítmico avanza inexorablemente custodiando al gran visir. Una nueva espiral de efectos evocan una cruenta batalla de la que nadie sale indemne. Retazos pseudo-doom dan paso a la calma que sucede a la batalla dejando un entorno de inquietante desolación.
Por caminos ya transitados previamente por Colour Haze, “Vacuum density” invocan nuevamente a EARTHLESS, travestidos de los alemanes.
Con una vocación doom, DOMADORA,  se van desvaneciendo en pasajes más propios del heavy-psych en “Tierra last homage”, Rearmándose con munición setentera para dispararnos con precisión riffs que salen de una guitarra asesina en un imparable frenesí recorriendo sus trastes para culminar en una bacanal a la que se suman el bajo y una batería atronadora. ¡La puta locura! 
Kozmik Artifactz publicará el próximo 14 de septiembre en edición de vinilo de alta calidad con tirada limitada en dos colores, “LACUNA”, el último trabajo de los franceses DOMADORA para gozo de sus seguidores.

HETOUHT.- “Green house”

a3269702587_161

El duo belga HETOUTH, acaba de publicar hace unas semanas su nuevo trabajo “GREEN HOUSE”.

Con las únicas armas de la guitarra y la batería, generan con momentos drone, atmósferas narcóticas e inquietantes. Su lenta batería evolutiva sirve de apoyo para envolventes efectos que dan a luz temas heavy-psych en los que tienen cabida tanto la pesadez  como lo liviano. Generando una calma tántrica, incluso haciendo suyos esquemas más kraut, su vocación arenosa se precipita hacia abismos profundos en los que acaban rebozados en humeantes ciénagas. Una vez enfangados, no les duele en prenda darse una perfumada ducha para crear atractivos y estéticos pasajes.   

“Ripple” les sirve para mostrarse experimentales, generando una jam anarquica, poniendo el orden únicamente en su parte final.

Entre los diez temas de “GREEN HOUSE”, destaca especialmente “Day backwater”. Efluvios paradisíacos en los que sobresale un fuzz espeso, con una plomiza batería,  y guitarras que rezuman acidez. Una acedía entre lo corrosivo y lo absorbente. Evolucionando hacia una luminosidad que rozan la frontera de los territorios stoner fusionandolos con la psicodelia pesada de vocación doom, en una espiral de tintes infernales. 

Un trabajo en la linea de muchas de las propuestas que nos estamos encontrando este año en la escena. 

https://www.facebook.com/hetouht/

CIRCLE OF THE SUN.-“Jams of the inner perception”

a4055638461_16

CIRCLE OF THE SUN es el nuevo proyecto de Daniel Sax, batería de COSMIC FALL. Ejecutando él todos los instrumentos, JAMS OF INNER PERCEPTION supone una exploración de sonidos psicodelicos stonerizados partiendo de los ecos sesenteros.

Seis jams instrumentales en las que da rienda suelta a su creatividad mostrándonos otras facetas distintas a la ya conocida a los mandos de las baquetas. Heavy-psych de altísimos kilates se encuentra contenidos en temas como “Buffalo”. partiendo de momentos drone, con una faraonica acidez que describe insondables espacios lisergicos. Apoyado en algunos matices retro, el fuzz se apodera del tema. ¡Una mágnifica carta de presentación!

El sueño ácido es reflejado en una espiral de solos de guitarra arropada por el ya conocido sonido de su bateria.En esta ocasión con una nítida ejecución kraut., los golpes sobre parches adornan los desarrollos inteminables de fuzz. Un sonido de guitarra que se clava hasta las entrañas describe “Acid dream”. La jam mantiene una energía y cadencia que no cesa en ningún momento. Aquí no existen demasiadas sutilezas.

Hipnótico y exuberante, “Liquid sand” es toda una jam psicotrópica llena de vitalidad. Casi diez minutos de ondulaciones vibraciones sonoras que la convierten en la mejor pieza del álbum. Desangrandose en sus riffs hasta la extenuación, la incesante base rítmica es coloreada con los mismos en una reiteración de viajes a través de las seis cuerdas, no faltándo vertiginosos efectos espaciales.

El cadente bajo de “Jamming in paradise” complementa los pedales  de una guitarra que se pierde en envolventes espacios heavy-psych. Mudos aullidos que resultan hipnotizantes. Anestiantes y caleidoscopios, minoran la intensidad creando una aparente calma dentro del humeante y lisésergico espacio que construyen en su devenir.

“Moongrove” se muestra más espesa y difusa que los temas precedentes con efectos y distorsiones sin fin. Más cercana a episodios desert-rock se construye un pesado tema compactado en sus estructuras sin prescincir de los incisantes desagarros fuzz.

Recogiendo leves tonos polvorientos, “Desert sun” muestra el lado más sosegado de “JAMS OF INNER PERCEPTION”, deleitándonos con una sosegada mirada a los cactus del desierto desde la ingesta de peyote o sustancias similares en otro viaje psicodélico.

 

https://www.facebook.com/circleofthesunband