FROZEN PLANET 1969.- “The Mystery Wheel”

a1156151525_16

Los jammers australianos FROZEN PLANET 1969, a poco mas de dos meses después de publicar su último álbum, The Heavy Medicinal Grand Exposition”, nos presentan un pista inédita grabada en la sesión de Electric Smokehouse. Una jam de 25 minutos de viaje ácido por espacios insondables que hará que tu cabeza vuele más allá. Grabado y mezclado por Frank Attard en  el estudio y masterizada por Noel Summerville en 3345 Mastering Diseño de portada por John Debono-Cullen. El tema está disponible via Pepper Shaker Records.

FROZEN PLANET 1969 son: Frank Attard (Batería), Lachlan Paine, bajo y Paul Attard (Guitarra).

https://www.facebook.com/Frozenplanet1969/

https://www.facebook.com/peppershakerrecords/

 

 

Anuncios

LIQUID SUN.- “Exploration”

a0315153227_10

Segundo registro del año del trío austriaco LIQUID SUN.  Dos largas jams a lo largo de media hora en la que la música flota creando un estado de bienestar y sosiego que va más allá de lo terrenal. El blues y la psicodelia transmitiendo sensaciones desde los instrumentos de la joven banda. Sin necesidad de voces, se las apañan para crear sosegados espacios donde la relajación se introducen a través de nuestra piel. Partiendo de estructuras blues y stoner, van añadiendo elementos en los que las reverberaciones fuzz están presentes. 

En comienzo murmurante, sobre acordes que se repiten generan un hipnotismo apacible en “Hypnotic Memories”. Unos platillos insistentes y los riffs repitiéndose en su propuesta, consiguen elevar la fuerza del tema. Una vez alcanzada la cima, el blues sale de las cuerdas de la guitarra de Joseph Buttinger. Haciendo que la guitarra llore con cada nota en blues psicodélico al uso. Sosiego y sentimiento siempre bajo la garra que todo blues debe contener en su interior. Un humo cannabinoide va creando atmósferas perturbadoras y redentoras que desembocan en pedales y reverberaciones fuzz. Con algún momento más pesado en su instrumentación, la mayor parte del corte transcurre por sosegados caminos que conducen a

Algo más misteriosos, los primeros acordes de “Wonders of Pilgrimage”, parten de estructuras stoner, para, con un magnetizante bajo de la mano de  Christian Weilguni, avanzar cadenciosos a llanuras inquietantes. Una vez allí, la guitarra con reverberaciones orientales va desarrollando atractivos solos llenos de color. Fuzz y pedales destacan sobre una base rítmica que mantiene el hipnotismo. A partir de ahí, la estructura de la jam sigue su exploración psicotrópica. Si en el tema anterior existía un claro carácter blues, en esta ocasión esos ecos desaparecen en pos de estados más lisérgicos. Con innegable presencia de elementos orientales, LIQUID SUN se deja llevar por la improvisación psicodélica, abandonando los ecos stoner. solo en la parte final se incrementa  la intensidad del tema coqueteando con esas vibraciones. 

 

https://www.facebook.com/LiquidSunBandAustria/

 

TURKISH DELIGHT.- “Kadaif”

a3851579048_16

Después de las buenas sensaciones que nos dejó su EP homónimo de 2.017, la formación israelita TURKISH DELIGHT nos presenta su álbum “KADAIF”. Siete auténticas delicias turcas en forma de temas llegados desde Tel- Aviv. Como tales, son unos dulces densos y contundentes a la vez que exóticos. Una masa pastosa de heavy-psych rebosante de fuzz, combinado con espesos riffs stoner así como con ensoñadores momentos de psicodelia apacible. Pesados riffs con origen retro-rock y mucha herencia sabbathica hacen que empecemos el año con muy buen pie.

“Tere” empieza a derrochar fuzz desde sus primeros acordes. Sin hacer prisioneros, los israelitas van al grano. Potentes y pesados pasajes combinados con inquietantes momentos de psicodelia ácida y oscura en la que la larga sombra de Black Sabbath hace su primera aparición.

Después de la primera embestida, si sigues todavía en pie, TURKISH DELIGHT nos introduce en “Tilliran”. Las primeras notas nos sorprenden después de la embestida anterior con sus susurrantes acordes.  A modo de hechizo, su narcotizante inicio solo sirve para atraparnos en una espiral diabólica de riffs stoner. Contundencia y fuerza con plomizos riffs que aparecen grandiosos e imperturbables. Fuzz hechizante para dejarnos noqueados.

Si los israelitas gustan del stoner, y sus monumentales riffs son capaces de aturdirnos, temas como “Boomfire” nos muestran también la otra cara de la banda. Una mezcla efectiva de pesadez doom junto a desarrollos heavy-psych en los que las guitarras construyen una mezcla efectiva y polivalente. Cimbreándose a través de los trastes, Gilad Kessler y Tal Dekel construyen las pistas en capas paralelas pero independientes a la vez.

No faltan los riffs retro llenos de vitalidad. “Ashan” está lleno de ellos, con unos atascos que conforman un agujero negro de fuzz a un ritmo diabólico Frenéticos y efervescentes lograr anular los sentidos y atraparte haciendo que los hirientes solo se claven en nuestras neuronas.

El exotismo de TURKISH DELIGHT se pone de manifiesto con las calmadas atmósferas que nos ofrece “Kadait”. Sus narcotizantes pasajes de guitarras arropadas por vientos orientales generan espacios en los que la psicodelia pesada nos va sumergiendo en bellos espacios sonoros propios de Las mil y una noches. Devorándonos poco a poco con magnetizantes pasajes que describen un jardín del edén ocupado por lisérgicos momentos llenos de luces y sombras. la dualidad de las guitarras y algunos poderosos momentos pseudo-doom de tinte oriental completan un bello tema en el que las guitarras se superponen una a la otra apagándose poco a poco en su parte final.

En “Kareem” , con pesados riffs de vocación setentera los de Tel-Aviv ofrecen su lado más grandilocuente con oscuros espacios sonoros de vocación doom. Con unos solos ácidos revoloteando entre la ampulosidad de sus pesados riffs consiguen un atrayente y oscuro tema que nos hechiza con el fuzz que desprenden unas notas que acaban noqueándonos.

Cierran con un tema en el que el retro-rock más dinámico y divertido vuelve a recuperar momentos Sabbath. “Lotkabli”, con cambios constantes en su desarrollo, retoma estructuras de stoner vintage en el que la dualidad de guitarras muestran todo su poderío y versatilidad. Soberbios y endiablados desarrollos perfectamente ensamblados que van oscilando a hipnóticos y cautivadores momentos e profundidad lisérgica.

TURKISH DELIGHT lo componen: Gilad Kessler (guitarra), Tal Dekel (guitarra) Dan Lustiger (bajo) y Aviram Shiker (batería).

https://www.facebook.com/TurkishDelightBand/

SON CESANO.- “Submerge”

a3099171368_10

SON CESANO, irrumpe con fuerza en la escena psicodelica con su debut “SUMERGE”. Desde algún espacio situado entre ROTOR y COLOUR HAZE,  el cuarteto suizo nos sumerge en estados de ánimo que se encuentran en su propio mundo interior, navegando por apacibles mares de psicodelia atractiva conde el hipnotismo borbotea entre un caleidoscopio instrumental que hace expandir nuestra mente. Unas sutiles atmósferas que exploran momentos lisérgicos de gran belleza sonora en los que no faltan las reverberaciones fuzz.

Lo primero que nos encontramos son dulces acordes de fina psicodelia que van elevándose sobre atractivos espacios en pura linea COLOUR HAZE. Así “Submerge”, el corte que da nombre al álbum, dota de protagonismo a la dupla de guitarras de Simon Marty y Robin Weissen. Una solvente y envolvente instrumentación arropa estos desarrollos abriendo un halo de luz en un corte presidido por nebulosas rítmicas en las que aparecen ligeros esquemas blues, que acaban despeñándose hacia espacios más propios de ROTOR

Desde un fantástico groovy, y una colorida cadencia creada a base de bajo y batería,  “Cold seep”, con constantes requiebros, pasa de los hipnóticos y adormecedores ritmos repetitivos, a insondables espacios de apacible psicodelia con momentos CAUSA SUI.  narcóticos y susurrantes, la dupla de guitarras va generando entornos de una bella calma que nos atrapa entre sus notas. Un sonido completamente limpio y gratificante. Cristalinas estructuras que van torneándose, repartiendo fuzz en cada giro. 

Una vez sumergidos en los entornos lisérgicos, SON CESANO, construyen “Aberration”.  Un tema que parte de juegos de pedales, que nos van descendiendo a las profundidades más psicotrópicas. Formando un auténtico caleidoscopio en el que las texturas y formas van cambiando en un espacio multicolor. Oscilantes, con balanceos acompasados durante quince brillantes minutos en los que la banda muestra todo su potencial compositivo. El corte, poco a poco va evolucionando hacia una ampulosidad grandilocuente decorando con bellos ornamentos ese tránsito. Tras algunos momentos de atascos, los efluvios lisérgicos borbotean hasta eclosionar en pesados riffs stoner que desaparecen en beneficio de una explosión floral. Toda una metamorfosis con una tenue instrumentación que nos va acariciando suavemente. Un masaje mental que nos hace liberar la razón, abriendo nuestra menta hacia espacios de placer sensitivo en una búsqueda del gozo y la relajación tántrica. Llegados a este punto, el ritmo va levantándose gracias a los intercambios de solos de sus guitarras, así como del robótico ritmo de la batería de Dominic Gwever, y el sutil bajo de Julian Betschart. Todo esto pone el potenciometro a niveles elevados al límite de la saturación en su parte final.  Un brutal tema que por sí solo, hace que “SUBMERGE” merezca la pena.

Sobre esos tonos hipnóticos que aparecido en los anteriores temas, “Martini effect”, sigue incidiendo. A golpe de bajo y con intercambio de sencillos acordes, van construyendo un corte aparentemente intrascendente que pasa por diferentes estados de ánimo; con momento ciertamente pesados que se combinan con entornos de psicodelia contenida. 

Con “36070”, la banda se recuesta con bellos acordes de cierto aroma oriental en un entorno mágico, en el que las guitarras brillan seductoras dentro de un calma, que poco a poco se va diluyendo en ritmos más vivaces y cadentes. Una belleza de tintes mágicos que nos sumerge nuevamente en momentos cercanos a los sonidos de ROTOR, con los que compartieron escenario hace semanas en lo que a buen seguro fue una eclosión hechizante. Un viaje mesiánico en el que las estructuras van cambiando sus formas, consolidándose en pesados sonidos que son salpicados con hipnóticos momentos. 

“Dust eye”, cierra el álbum por la misma senda de los temas anteriores. Nuevamente generando elegantes momentos,  que no reniegan de la fuerza stoner. Mostrándose sólidos, la banda introduce solos cambiantes haciendo que los cambios de ritmo vayan cambiando los estados de ánimo. el tema se diluye en su parte final, entre misteriosas armonías que van más haya de la razón para mostrarnos un particular mundo interior que concluye con momentos épicos.

Tendremos que estar atentos a la evolución de SON CESANO, ya que con ésta carta de presentación se ponen en el centro de la escena con un disco grabado en vivo en Lucerna y cuya calidad es indudable.

https://www.facebook.com/SonCesanoBand/

 

JAKOB SKOTT.- “Instrumentality”

 

El batería de CAUSA SUIJakob Skøtt desata con “INSTRUMENTALITY” su visión más personal e introspectiva hasta la fecha. Una experimentación en la que los componentes de su fórmula son los sintetizadores, y la baterías con altas dosis de efectos, todo ello, bajo intensos e hipnóticos ritmos vanguardistas que se encuadran dentro de su madurez musical.

Una espiral de efectos con tonos espaciales y momentos de gran paranoia, siempre custodiados con solventes y narcóticos ritmos. siempre repetitivos, pero en constante movimiento. Desde los micro movimientos en los polirritmos con inmersiones hasta las profundidades de los nervios astillados, reconectándose con su flujo natural. A veces perdido pero siempre lleno de experimentación.

Así, “The dura plane”, con una incisiva sección de batería y efectos sobrevolando, atraviesa la estratosfera con estructuras repetitivas que inciden en el oyente. Las plomizas vibraciones del tema son complementadas con una temática sideral.

Surcos profundos que por otro lado se reducen a lo minimalista. Si algo tiene esta trabajo es la persistencia de los efectos y lo grandioso de los poderosos ritmos de percusión. 

En “Second foundation” los elevados efectos no quietan la mirada a los contundentes ritmos de la batería de Jakob. Un a ida y vuelta constante en óvalo oscilante. La sombra futurista pseudo-espacial persiste Una maraña sonora incisiva y profunda. Una espiral de la que logra salir disminuyendo la intensidad con ingravitarios momentos drone marcados por los sintetizadores. 

Estados de alteración son descritos en “Altered state”. Como su propio nombre indica. El conjunto del tema relata ese estado con inquietantes y paranoides ritmos machacones. Una, perturbación del estado de ánimo en el que la melodía desaparece parta conseguir describir esa disposición. 

Sobre terrenos más psicodélicos, “Purple visage”, en atmósferas más pausadas se aleja de alguna manera del histrionismo. La ambientación espacial  viene marcada por estalas de polvo sideral de tintes futuristas.

Sobre extraños efectos con la batería como protagonista, “Tapping the source with the lords instrumentality”, los sonidos kraut repetitivos continuan en esa apuesta por atmósferas futuristas interplanetarias con surcos profundos e intensos. Unos fangosos sintetizadores que miran hacia el interior y que crean un conjunto absolutamente experimental.

https://www.facebook.com/elparaisorecords/

l