JUNIPER GRAVE.- “Of hellions & harridans”

a3832362010_16

¿Te atreves a hacer un trato con poderes más allá de tu comprensión? Destilando influencias ocultistas, la alta sacerdotisa de la fatalidad, Jenni Sneddon maneja su voz entre humo y miel tejiendo historias del pasado y hechizando con sonidos de los setenta. Riffs melosos llenos de resina y un órgano retro que sigue el camino marcado por bandas como JEX THOTH. Todo un ritual en el que no faltan ecos blues en atmósferas melancólicas con una lírica llena de garra. Susurrantes y enérgicos a su vez, el peso de los registros vocales en la densa y cuidada instrumentación consigue placenteras escuchas de este artefacto sonoro que se completa con solventes desarrollos de guitarra hard-rock. Recomendable para los amantes de rock clásico con influencias sinfónicas.

El indudable peso de la voz queda evidenciado en “The Forest“. Con tintes líricos e incluso registro cercanos al cabaret, los noruegos ejecutan un corte de hard-rock que ciegan con vientos arenosos. Un tránsito que se acerca a postulados desérticos en el que los coros y un sonido de órgano retro en la lejanía completan un correcto tema.

Partiendo de mimbres sacados del rock clásico, JUNIPER GRAVE basan su sonido en ese órgano setentero que stonerizan sin olvidarse de tonos blues, especialmente en sus voces. Una dualidad que resulta efectiva. Así “A trick of the light” o “Daughter of the waves” con unas armonías bien construidas consiguen cortes vivos sin llegar a momentos de pesadez sonora.

Las atmósferas melancólicas son más evidentes en “Bridge beetween worlds”. gracias a su órgano pastoral, inclunan su rock a laderas progresivas sin perder esa atmósfera bucólica.

El lado más oscuro se manifiesta en “Dance of the demon” o  en “Rest with your dead”. Utilizando cánones psicodélicos generan misteriosas atmósferas en las que la tristeza rezuma y se siente. La voz se vuelve más lírica,. como su de una oda se tratara, tornándose a su vez hacia territorios más ocultistas. Hard psico-progresivo de origen setentero en los que los solos de guitarras van ondulando dando intensidad a la composición. voces duales y coros femeninos en los que la garra y la fuerza se derrocha como su no hubiera un mañana, modulándose en momentos verdaderamente intensos.

Si bien, en “Rest with the dead” los susurrantes acordes que surgen de las nebulosas se abren a espacios más luminosos y evolutivos en los que los sonidos de ése portentoso órgano retro tienen mucho más peso. Una vuelta a los momentos más brillantes del hard-progresivo de la década de los setenta en la que dichos sonidos tenían un importante peso en multitud de formaciones.

JUNIPER GRAVE lo componen Jenni (voz y órgano), Shonagh (guitarra y coros), Sarah (bajo y coros), y Jason (batería) acompañados por coros adicionales de  Jason, Eve, Victoria, Aimée 

El álbum se publica a través de Wasted State Records

https://www.facebook.com/junipergrave

https://www.facebook.com/wastedstate/

Anuncios

SECOND SUN.- “Eländes Elände”

81ixu0lfm7l-_sl1400_

Hard progresivo llegado desde Suecia y cantado en sueco lo que le hace algo especial. SECOND SUN en “Eländes Elände” nos ofrecen una fusión de elementos folk, con hard y psicodelia con una mirada progresiva.

Envolventes teclados con influencia de los setenta, efectos envolventes con aires folclóricos rescatados de la tradición sueca en “Formek alt”, un tema que no desprecia los grandes solos de guitarra.  

El sonido del hammond retumba en “Noll respect”, una difusa guitarra y ´vivaces voces y coros se acercan al folk, que se compensa con una inmensa batería y una guitarra con efectos que compite con el órgano en una lucha desigual. Eso por no hablar de la pulsante línea de bajo, en uno de los temas más destacados del álbum.

En “ELANDES ELANDE” no faltan momentos más sinfónicos, siempre con la omnipresente presencia del sonido de los teclados, que supone el pilar fundamental de SECOND SUNEso no significa que encontremos grandes momentos de batería y de guitarras que dan un paso al frente, en cortes como “Enda sunda manniskan i variden” o “Ingen Tid För Allting”.

Unos brillantes solos en los que los psicotrópicos están presentes. El momento más calmado y dulce se produce con un tema acústico como es “Det Betyder Allt”. Acordes y arpegios sobre reconfortantes voces.La vocación retro aparece en “Du Ska Se Att Det Blir Sämre”, lleno de vitalidad se acerca a postulados de Deep Purple, con un órgano tremebundo.

El tema que cierra y da nombre al disco “Eländes Elände” se desarrolla con repetitivas estructuras de tonos psico-progresivos.

https://www.facebook.com/Secondsunswe/

LA CADENA PSYCH JAMBAND.- “Hope?”

a0147386845_16

Ya desde la portada de “HOPE” podemos intuir que en su interior puede haber algo grande. La formación sevillana LA CADENA PSYCH JAMBAND en su tercer álbum nos ofrece siete pistas en las que investigan en los sonidos psicodélicos con una clara inclinación hacia escenarios progresivos. Y si, la portada hace honor a la grandeza de su contenido es muy grande!!!. Además estamos ante un registro que fue grabado en vivo en el estudio lo que le da todavía más valor. 

Los suaves acordes con los que se inicia “Going home?” son suficientes para que la relajación llegue a nuestra mente. Un predominante y placentero órgano soporta el peso de una composición en la que sutilmente se van sucediendo agradables melodías que son acrecentadas con la susurrante guitarra que va apareciendo entre sus armonías. Con vocación progresiva la intensidad se va elevando sutilmente, sin estridencias.

Conjugando notablemente la vocación progresiva de la formación con el espíritu psicodélico, “Guilty”, un tema dividido en dos partes, comienza a remontar a laderas más cercanas a posicionamientos de psicodelia pesada con algún ligero guiño stoner. Las voces no permiten que la situación se desmande, y hacer regresar a los paisajes en los que la relajación y la mística dominan el entorno. La aparente suavidad no impide que estemos ante una instrumentación y una narración intensa. No necesitamos salir fuera de nuestras fronteras para encontrar apuestas más promiscuas al norte de los Pirineos. 

Navegando por escenarios drone siderales, en la segunda de las partes, el bajo toma las riendas de la nave para dirigirla hace inescrutables territorios en los que la banda se siente cómoda experimentando con elementos espaciales. Una vez llegados a este punto, el retorno ha las atmósferas psico-progresivas se produce con una naturalidad digna de admiración. Todo compactado, con una gran maestría en la ejecución, los susurros de sus acordes, aterrizan en espacios sinfónicos vislumbrándose en la lejanía aires andaluces que seguramente llegan de su Sevilla natal.. Cuando nos hemos rendidos a su morfínica propuesta la guitarra da un paso adelante. Las voces que evocan desesperación con sus lamentos generan un cambio de escenario hacia un a psicodelia pesada que se transmuta en momentos de hard-rock donde los efectos de guitarra la intensidad de su batería y la velocidad en la ejecución. Todo un balanceo entre columpios de psicodelia, progresivo y hard que se va tensando: La conjunción de la solidez con lo liviano, que queda de manifiesto con unos solas de guitarra herederos de Pink Floyd. Belleza y magia que hacen de “Guilty II” el tema más brillante del disco.

Tras una breve incursión libre en territorios de oscura experimentación en “Ground”, los sevillanos hacen honor a su nombre en forma de jam que acaba en los confines del universo. 

El duelo de guitarra y bajo que se produce en “Beyond the sades”, adquiere unas cuotas de intensidad que nos hacen viajar a los setenta. El momento dorado de las bandas de hard-progresivo queda reflejado en un oscilante tema que usando registros vocales  cercanos al hard&heavy, aterriza en pistas más terrenales y tranquilas usando amenazadores registros vocales operísticos sobre esa experimentación instrumental de tintes progresivos.

Si hay dos cosas que me sorprenden en “HOPE?” son la facilidad con la que encajan  las complejas piezas compositivas para que el puzzle no se resienta y la facilidad para transitar por distintos estilos con una cohesión en la que no se aprecian los cambios.

Unas campanas eclesiásticas y unos coros pastorales dan paso a un ejercicio de hard-progresvio setentero de libro en “Children”.  Un tema que parece sacado de un disco de los británicos GRAVY TRAIN; inevitable la comparación. Y esto es una comparación en positivo,  puesto que hablamos de una magnífica banda. Pasajes progresivos, coros, psicodelia ácida, ritmo, órgano retro, guitarra que  regala fuzz a raudales. incluso aparecen voces pseudo-árabes que le dan el toque oriental o andalusí a un bello tema evocador de momentos de gloria de grandes imperios.  

El broche final este compendio de buen hacer es tarea de “Home”.  Con relajantes momentos acústicos, sobre un cielo gris, luna grave y viril voz nos narcotiza antes del aquelarre somnífero de los momentos de una susurrante guitarra, que nos adormece creando una atmósfera de relajación y bienestar que adquiere profundidad con unos teclados que culminan una composición relajada pero con una solidez que no admite margen de duda.

Es fácil ponerse a escribir de trabajos de estas características y mucho más si vienen de la escena psico-progresiva nacional. Un empujón para seguir teniendo “ESPERANZA” en la buena música y en los buenos discos y .”HOPE?”, lo es!!! todo un canto a la calidad musical.

https://www.facebook.com/lacadenapsych/

THE VINTAGE CARAVAN.-“Gateways”

34792138_1834295099955746_274648388186669056_n

Nada más escuchar las primeras notas del nuevo álbum de THE VINTAGE CARAVAN, se advierte que los islandeses han vuelto a sus orígenes tras el endurecimiento de  en su anterior disco “ARRIVAL”. En el momento de su salida parecía haber influido su fichaje por un sello como Nuclear Blast, dando un cierto giro a sonidos más pesados, pero en “GATEWAYS” nos hacen desechar esa teoría.

Mucho más protagonismo a las melodías sin que esto suponga una pérdida de energía. Basando su sonido en el hard-rock setenteros, la banda transita con soltura por escenarios de rock clásico. Los coros y estribillos ayudan a esta concepción resultona en sus temas. Potentes riffs de hard con tonos melódicos se van combinando con temas llenos de fuerza como “The way”. Una frescura compositiva que parece salirles del alma, como diciendo, “¡estos somos nosotros!.  Ritmos infernales de su batería y ese bajo denso se salpican de armonías cercanas a los cánones del hard-progresivo. si algo por lo que felicitarles, es por su buen hacer en esa combinación de sonidos añejos, con su propia puesta en escena contemporánea. Riffs que caminan por territorios más cercanos al stoner o al mísmísimo proto-metal, se combinan con ensoñadoras melodías. “Reflections” o “Reset” son claro ejemplo de ello. Tapando la pesadez con bellas melodías y las melodías con la pesadez consiguen un resultado brillante. 

En ocasiones partiendo de bellos acordes acústicos llenos de romanticismo, que es coloreado con notables momentos sinfónicos que nos recuerdan a Wishbone Ash “On the run” o la impresionante “Nebula”. Una pista en la que registros que por momentos evocan a Jethro Tull o Rush, consiguen que no podamos diferenciar si se trata de un tema contemporáneo o un corte de cualquier banda progresiva de la década de los setenta. El resultado es una atemporalidad de su música.

“GATEWAY” no está exento de riffs difusos, con densas atmósferas humeantes exploradas por voces que recuerdan a Ian Anderson o a Mick Abrahams, así como cortes con groovy blues-rock herederos de FREE como “All this time”, o “Set your sights”, donde las guitarras se desangran para ofrecernos lo mejor de si mismas. Una sangría salvaje y divertida a la vez, a la que no es posible poner ningún reparo.

Y si de lo que se trata es de versatilidad, ¿Por Qué no incluir temas más melódicos, como “Tune out”? Sobre tiempos medios construyen otro corte de rock clásico, en esta ocasión volviendo a usar el sentimiento romántico con agradables y estéticos acordes retro.  

Para el final del disco dejan un tema que me sorprendió nada más escuchar las primeras notas. La inclusión de una versión de “The Chain”, tema de los británicos FLEETWOOD MAC pone la guinda a un enorme trabajo. A veces no hay que ir más allá, la respuesta puede estar en homenajear a una gran banda. No solo de riffs pesado vive la escena alternativa, a veces es una magnífico ejercicio rescatar otros registros más sutiles, y eso no quiere decir que la energía se evapore, y esta versión es prueba de ello. 

Más que notable, la tercera entrega de THE VINTAGE CARAVAN, en mi modesta opinión es una especie de vuelta a los orígenes, tras haber experimentado sonidos más pesados, que en el fondo no cuadraban del todo con su filosofía. Su cuarto disco me dará la razón, o no, ¿quién sabe?, pero hasta que eso llegue, todavía podemos disfrutar de muy buenas escuchas de “GATEWAYS”, empapándonos de sus melodías o zambuyendonos en sus vibrantes riffs. 

 

https://www.facebook.com/vintagecaravan/

http://www.thevintagecaravan.eu/

https://www.facebook.com/nuclearblasteurope/

http://www.nuclearblast.de/

GRUSOM.- “II”

grusom1

Tres largos años hemos tenido que esperar para tener nuevo material de los daneses GRUSOM, pero la espera ha merecido completamente la pena. GRUSOM “II” ya está aquí  via Kozmik Artifactz, para deleite de los que nos vimos sorprendidos y maravillados con su aclamado debut. 

A modo de secuela, siguen estando presentes los sonidos hard-rock setenteros de tintes progresivos,  así como la oscuridad lisérgica con tonos grises en sus voces y órgano. A través de sus letras oscuras, GRUSOM crea un universo de sonido, donde la vida y la muerte se exploran a través de cuentos sombríos. Las guitarras en duelo, la suavidad del órgano y la ejecución musical consumada crearán el escenario para que tu mente divague.

Los acentos vintage mostrados en su debut, aparecen intactos en temas como “Don’t be afraid”. El órgano señalando el camino a seguir, como un bajo de tinte stoner retro, y esa voz, que voz!!! Nicolaj Hoffmann Jul posee un privilegiado registro con el que logra transmitir la complejidad y oscuridad que relatan las letras de la banda. Muerte y miedo que están presentes. Por momentos, cercano a uno de mis cantantes favoritos, que no es otro que Jim Morrison, pero a la vez dotando a los temas de una melancolía contagiosa. Sobre una base rítmica que se repite con aciertoe, GRUSOM va modulando un tema de hard progresivo que  podría recordarnos a los mejores GRAVEYARD, con órgano incorporado. 

La verdad es que no termino de entender que catalogen su música como heavy-rock, o como metal, pero bueno, eso de las etiquetas es otra historia. La versatilidad de la banda hace que roce esos ecos hard & heavy.

La evocación de pasados tiempos de gloria y la añoranza y tristeza descrita en “Peace of Mind” resultan reconfortantes. El sexteto, desde el sosiego, pero sobre todo desde la intensidad y el desgarro, con esa dualidad de órgano y guitarra, consigue crear una pieza de proporciones majestuosas.  Hard-progresivo de una magnitud y profundidad grandiosa. Uno de los temas mas destacados de un disco en el que es difícil elegir.

Con un inicio en el que caben los acordes arábigos arropando la melancolía, “Skeletons” consigue unir la vocación oriental de su guitarra con lo pastoral de su órgano. Generando una densidad que es quebrada por momentos de oscuridad en la que los ecos psico-progresivos se apoderan del tema, haciéndose que se disipen los sonidos del este. ¿Te imaginas a Deep Purple haciendo rock andaluz?. Una desorbitada fuerza vocal, con los desgarros habituales en los que no faltan los ecos Sabbathicos.

Lúgubres momentos que parten de la melancolía encontramos en “Vagn Op”. Partiendo de sosegados acordes acústicos el tema va adquiriendo intensidad. Una evolución desgarradora y oscura  que mantiene la tónica del resto de los temas. GRUSOM hace del desasosiego su bandera, en esta ocasión prescindiendo del inglés para usar su lengua materna, el danés. el hipnótico órgano de Peter Portner hace el resto.

Siguiendo esquemas más tradicionales de hard & heavy,  “Embers” es el corte más dinámico de esta segunda entrega GRUSOM

El cadente ritmo de “Dead end valley” nos devuelve a territorios a los setenta. Un tema equilibrado a la vez que oscila entre sus acordes, En esta ocasión, sin grandes artificios consiguen otro corte efectivo.

LLegados a este punto y solo con un tema por delante, la conclusión de que GRUSOM está en la cima de las bandas danesas de la actualidad no tiene mucho margen de duda. Una banda que consigue transmitir sensaciones y sentimientos con esta facilidad siempre es gratificante.

“Cursed from birth” cierra esta maravilla llegada desde la parte mas meridional de Dinamarca, Con la sensación de que el mar está cerca, su guitarra y el omnipresente órgano se abren a las luces entre la niebla. Otro desgarrado corte que se va intensificando en su navegar por las aguas del retro-rock más brillante.  Una maravilla mas de este “II”.

GRUSOM está compuesto por Nicolaj Hoffmann Jul (voces), Jakob Kaae (batería), Dennis Warburg (guitarra), Thomas Ulrik (guitarra) Søren Olesen (bajo) Peter Portner (teclados).

https://www.facebook.com/grusomband/

https://www.facebook.com/kozmikartifactz/