ELECTRIC CITIZEN.- “Helltown”

a1653305629_16Inyección de acero de heavy-rock con canciones van estallando según la aguja pasa por sus surcos..

La experimentación de su anterior trabajo, se convierte ahora en temas más directos y enérgicos. Sonido sucio y directo. ELECTRIC CITIZEN son otra banda de las que no hacen prisioneros. 

“Heart Attack” abre el álbum con un furioso ritmo galopante, guitarra crujiente con un tono de rango medio monolítico y el gemido característico de Laura, para crear un efecto inquietante. Desde los primeros 10 segundos, estarás colgado de las cabezas ferozmente, en una vuelta a lo básico. Riffs heavy que se van modulando a intensidades menores en pos de la melodía.

Se vislumbran ciertos tonos Sabbath en cortes como “Hide in the night”, un tema netamente hard & heavy o en “Blooded Blue”, en el que combinan esa energía heavy-rock con esa herencia, pero sacándola de alguna manera de la oscuridad.

Los efectos y las armonías su suavizan de alguna manera en “Father time”. Usando la el registro más sensual de su vocalista,  componen una pseudo-balada de ambientación lisérgica. el lado más sutil y dulce se complementa por sus característicos y pegadizos riffs.

“Ripper” es el polo contrario. Una frenética trituradora que lo convierte todo en migajas. Sin hacer prisioneros y acercándose a territorios stoner, potentes y vertiginosos riffs son aderezados con una voz que tiende a recostarse levemente en una almohada blues.

Si lo que predomina es un sonido clásico heavy-rock,  en HELLTOWN hay pequeños recovecos para que se acomoden otros estilos. Estribillos pegadizos introducidos en unas melodías contundentes describen “The Pawn”.

“New Earth” muestra por qué la banda continúa cosechando grandes elogios para la voz dramática de Laura y la habilidad de la banda para escribir canciones genuinas, en lugar únicamente una colección de riffs.

El cautivador lugar estelar de Laura, el tono y los riffs de Ross, los ritmos pugilísticos y contundentes de Nate, acompañados por las líneas de bajo deslizantes de Nick, (que regresa a la banda) distingue a ELECTRIC CITIZEN de otras de las apuestas que nos encontramos en la escena pesada.

“HELLTOWN” en muchos sentidos, un regreso al hogar. Si bien el título puede parecer adecuadamente metálico (si no excesivamente), en realidad tiene una relevancia real. Helltown (una sola palabra), aunque también multidimensional, lleva el nombre del vecindario de Cincinnati, Ohio, en el que la banda vive, practica y donde el álbum fue escrito, grabado y mezclado. Ahora conocida más prosaicamente como Northside, Helltown se ganó su nombre en el siglo XIX debido a su reputación de tabernas ruidosas frecuentadas por el vecindario de trabajadores de fábricas e inmigrantes. 

Ua oda al hogar de la banda y su pasado sepultado, también representa un regreso al sonido más fuerte de su debut en 2014, “SATEEN”

HELLTOWN estará disponible en LP, CD y descarga el 28 de septiembre de 2018 a través de RidingEasy Records.

https://www.facebook.com/ElectricCitizen/

 

 

Anuncios

ALMS.- “Act One”

a1929886533_16

Nacidos en la caverna del doom de Maryland, ALMS sigue la tradición de bandas como THE OBSESSED combinándola con registros mas cercanos a Ruby The Hatchet o High Priestess. Surfeando en lo más alto de ola psycho-doom que llega desde la Costa Este.

Evidentemente la incorporación de voces femeninas hace que ALMS descienda más por precipicios psicodélicos en detrimento de los contundentes abismos metálicos.

Las notables melodías contenidas en este primer acto ven la luz en formato físico en 26 de octubre vía Shadow Kingdom Records.  Conmovedor sonido que deflagra en forma de llamaradas salidas de la hoguera del proto-metal de los setenta. Intercambios de riffs de sus guitarras, unido a un ritmo con momentos infernales pone el contrapunto a las perfumadas y calmadas voces.

Reconocibles sonidos hard & heavy fluyen en temas como “For same” para recordarnos cual es su hogar y traernos del mundo de las tinieblas con efluvios setenteros.

El resultado es un disco versátil, y de fácil digestión. Con las suficientes dosis de contundencia doom como de melodías sugerentes y apetecibles que nos han acompañado a lo largo de las cuatro últimas décadas.

https://www.facebook.com/almsbaltimore/

https://www.facebook.com/ShadowKingdomRecords/

MR. BISON.- “Holy Oak”

a3346585368_10

El tercer trabajo de los stoner italianos MR. BISON. “HOLY OAK” está disponible a partir del 25 de mayo a través de Subsound Records.

Entre el stoner, la psicodelia, el heavy-rock y el hard rock más tradicional se mueven los nueve cortes de “HOLY OAK”.

Con riffs stoner con tintes retro abre “Roots”. El primero de los cortes, en los que encontramos una grave voz, quebrada, con coros y aullidos agudos, herederos de los más brillanstes momentos hard and heavy. Grandes dosis de psicodelia pesada están entre unos surcos con vocación heredera de sonidos setenteros.  

Más psicodelica, “Sacred deal”, a través de multitud de efectos envolventes y ritmos incesantes, herederos de sus paisanos BLACK RAINBOWS, el tema navega en espacios siderales en los que se incustran voces en pura linea heavy. Un tema difuso y magnetizante.

En “Heavy rain”, MR. BISON hace caer sobre nuestras cabezas una lluvía ácida. Partículas de polvo nos inundan en una tema heavy-psych en el que la tensión va subiendo. la banda juega con los tiempos combinando una devastación sonoro con una calma tensa.

Los italianos juegan en canchas en las que el stoner con músculo se transforma en una psicodelia pesada. Así sucede en “Earth breath”, “Red sun”, en el que el ejercicio de guitarra fuzz y voces añejas nos recuerdan momentos proto-heavy, así como en en el corte que cierra el disco, “Beyond the edge”, con repetitivos riffs llenos de fuzz. 

MR. BISON conjuga las armonías con vigorosos ritmos teñidos de lisergia humeante con momentos oscuro. “Holy Oak”, el corte que da nombre al disco, suaviza los registros vocales con tonos de añoranza y melancolía bajo una armoniosa atmófera psicodélica.

Evidentemente, el terreno hard retro de ambientación ácida es campo abonado para los italianos. Temas candetes y vivos como “The bark”, o de corte más nervisos, “The wave” en el que la banda desarrolla grandes desarrollos de guitarra sobre ritmos trepidantes.

https://www.facebook.com/mrbisonband/

https://www.facebook.com/subsoundrecords/

SPIRAL SKIES.-“Blues for a dying planet”

a0106831962_16

Los suecos SPIRAL SKIES nos presentan su nuevo álbum “BLUES FOR A DYING PLANET”. ¿Que encontramos en su interior? Un envolvente órgano pastoral, voces líricas en la más pura vena Sonja Kristina (CURVED AIR) que marcan el camino de los temas. Riffs herederos de sonidos hard & heavy de los 80. Todo teñido de un aire retro. Oscuras atmósferas psicodélicas de hard-rock clásico con algún ramalazo folk-prog. bajo la imponente voz de su vocalista Frida. La lírica contenida en sus surcos marca la oscilación de los temas. Cortes dinámicos entremezclados con momentos de épica más murmurante.

Con momentos en los que esa calma tensa y gris se llena de melancolía, enfatizada por las voces y coros.  

https://www.facebook.com/spiralskies/

WITCH HAZEL.-“Otherworldly”

a1724174948_161

Publicado el pasado 30 de marzo, WITCH HAZEL, la nueva entrega de la banda formada por Nate Tyson (voces), Andy Craven (guitarra) Seibert Lowe (bajo) y Nicholas Zinn (batería), acompañados para la ocasión por Ian Taraschi (saxofón), Jesse Barki (trombón), Nicole Migliore (trompeta), Ben Roth (flauta), Mike Kiker (órgano, piano, piano eléctrico, sintetizador, mellotron, Matt Suter y Rachel Robison (coros). Grabado de mayo a noviembre de 2017 en Kaleidoscope Studios en Lancaster, y masterizado por Jon Smith.

Una mezcla de sonidos Sabbath, ecos ochenteros, proto-metal todo bajo un prisma de rock clásico con tendencias ocultistas.

“Ghost & the fly” abre con un stoner de tintes vintage, con potentes y efectivos riffs que mutan entre el hard más clásico con estética heavy. Un incesante órgano en segundo plano sirve de telón para los ejercicios de la guitarra.

La influencia de banda como Pentagram se refleja en algunos de los temas del disco. “Otherworldly”, decae en pantanosos terrenos psych cuando transitaba por territorios más propios del hard & heavy. WITCH HAZEL sale del fango con riffs retro. 

La banda se atreve por ecos del rock más clásico, usando cánones tradicionales del soft rock ochentero, rozando territorios progresivos en “Midnight Mist”. un tema que no está exento de tensión.

En cortes como “Meat for the beast”,  o “Bled Dry” encontramos de nuevo los tonos Sabbath, sobre estructuras de rock clásico, riffs repetitivos en el primero, y más clásicos en el segundo.

Otro tema de clásico rock añejo es “Driving for a living”. Un tema con ritmo divertido y coros en la línea heavy de los ochenta, en el que no faltan los momentos oscuros, fundamentalmente en las voces y coros, así como esencia retro.

El lado más oscuro aparece en “Zombie flower bloom”. Tintes ocultistas, cadente, diabólico. Un corte denso y difuso a la vez.

La versatilidad de WITCH HAZEL, hace que los de Pensilvania efectuen incursiones blues-rock. El tema que cierra  “OTHERWORLDLY” bien podría servirnos de resumen de su capacidad musical. “Devastator” transcurre sobre once minutos en los que logran conjugar todos esos estilos e influencias. Hard, heavy, blues, stoner, progresivo, psicodelia. Una gran combinación en la que incluyen instrumentos de viento.

https://www.facebook.com/witchhazelyork/