Reseña: LAMP OF THE UNIVERSE.- “Dead Shrine”

a2648774661_10

A estas alturas y tras dos décadas de actividad nadie puede dudar de lo que LAMP OF THE UNIVERSE son capaces de ofrecer. La banda neozelandesa liderada por Craig Williamson manteniendo el listón muy alto con su nuevo álbum “DEAD SHRINE”, continúa ofreciéndonos toda su magia y creatividad. Un álbum nacido entre el aroma del incienso y con un aura devocional que invita a la reflexión ayudando a la relajación emocional. Su psicodelia drone adquiere cotas celestiales en este nuevo trance místico. Sus susurrante y meditativos pasajes son coloreados por bellas armonías psicodélicas sobre las perpetuas reverberaciones a las que nos tienen acostumbrados. Los conmovedores pasajes vocales tratan de arrullarnos en una gratificante experiencia sensorial que hace que nos olvidemos del mundo real para traspasar un frontera sensorial en la que la psicodelia invade nuestros sentidos en una catarsis espiritual. Mágico y lleno de belleza, es difícil decidirse por un único tema, ya que las cinco canciones incluidas mantienen un altísimo nivel de calidad y emotividad. El delicado uso de wah wah con esas formas espectrales hace que nada resulte estridente, sino todo lo contrario, cada nota parece tener un poder sanador altamente necesario en los tiempos que vivimos. Es hora de hacer una pausa y dejarnos llevar por la mística de LAMP OF THE UNIVERSE en este viaje sensorial a los confines de la mente y la espiritualidad gracias a estos arrulladores temas.  Puede haber muchas bandas psicodélica pero pocas son capaces de crear unos espacios místicos como ellos. ¡¡¡Relajate y disfruta!!!

“DEAD SHRINE” está disponible vía Projection Records.

Con algunos ritmos casi doom “The eastern room” nos colma de reverberaciones drone y reconfortantes cantos devocionales rebosantes de misticismo bajo un aturdidor sonido en segundo plano. El tema consigue magnetizar al oyente para sumirnos en una auténtico trance sensorial. Todo un mantra en el que las bellas melodías vocales nos arrullan creando un estado de bienestar emocional. La banda salpica el tema con buena guitarras ácidas entre esa turbia neblina que nos intoxica y que es adornada con múltiples efectos psicotrópicos de tonos espaciales bajo un aroma exótico. 

“Beams of ra” continúa con el ceremonial con unos teclados que hacen flotar a las voces corales entre el sonido de los drones. Una sinfonía celestial con un lado turbio e hipnótico marca de la casa. Modulando la voz la liturgia continúa bajo coros celestiales con unos teclados que se tornan mas progresivos. 

En un entorno de oscuridad y misterio, “Illuminations for the Divine” se cubre de tambores coloreando esos  zumbidos imperturbables bajo un aura oriental. Fieles a su hechizo devocional, la voz y los ritmos tribales nos sumen en un nuevo trance sensorial.  Con la capacidad para que su perturbador sonido resulte relajante, la susurrante voz tiene gran protagonismo en este mágico sueño.  El tema prescinde de las guitarra ácidas para deleitarse con acordes acústicos entre lángidas voces. Todo un mantra para la meditación y la paz interior en un ambiente sinfónico en el que brotan los efluvios psicodélicos. 

Sin abandonar la mística oriental, en “Seance in parallels” la psicodelia drone de los neozelandeses se cubre de un manto de espiritualidad. Una poción mágica que borbotea esparciendo solos intoxicantes que generan unos vapores psicotrópicos para crean un humeante ambiente con mil aromas narcóticos. Sobre hilo casi imperceptible pero aturdidor el sonido de la guitarra revolotea cual espectro. Estamos ante todo un “viaje sanador con bellos y profundos pasajes de sitar fluyendo de esa cegadora atmósfera. 

El álbum cierra con “Symbols”, un tema mas sinfónico y con menos acidez y en el que el folk místico brilla entre bellas melodías bajo un aspecto de melancolía. Con una dualidad enentre lo melancólico y lo esperanzador el corte nos masajea manteniendo el estado generan de confort presente en todo el álbum. Quizás estemos ante un canción menos devocional pero no por ello menos ornamentado. En la parte central se torna más hipnótico y lis´sergico. Aquí los buenos solos de guitarra regresan para abrirse paso entre la turbia instrumentación manteniendo el tono aturdidor del resto del álbum. El tema sucumbe en su parte final a melodías sinfónicas para poner el epílogo a un mágico, místico, magnetico atrabajo lleno de belleza emocional como colofón a una de las bandas que mejor sabe entender la psicodelia mística.  

https://www.facebook.com/lampoftheuniverse/

 

 

 

 

 

 

 

Reseña: TIA CARRERA.- “Tried and true”

a3931390647_10

“TRIED AND TRUE” representa de una manera deslumbrante la inquebrantable trayectoria de dos décadas de exploración de pesadez lisérgica del trío de Austin.  TIA CARRERA hace que cada una de sus actuaciones sean una experiencia única que probablemente jamás se repita en las mismas circunstancias y cualquiera de sus registros puede ser especial e irrepetible.  Sus ardientes bacanales psicodélicas logran arrollar  al oyente como una violenta ola embravecida en su muerte en la playa. Incendiarios y eufóricos, cada tema incluido en “TRIED AND TRUE” puede ofrecerte esa singular experiencia. Aturdidores pasajes sobre un poderosa base rítmica que parece estar programada para nunca cejar de golpearnos. Las espirales de sus solos infinitos persisten hasta la extenuación consiguiendo que cada músico entre en un auténtico trance  intentando hacernos participes del mismo. Siendo selectivos con el material que incluyen en cada uno de sus trabajos, de hecho, este es el octavo álbum de una banda cuya carrera prácticamente se extiende a lo largo de las dos últimas décadas. TIA CARRERA han acumulado una colección enorme y nunca publicada de material grabado, tanto actuaciones en vivo como pistas de estudio privadas, y los temas aquí incluidos, pertenecen a un nuevo viaje sonoro extraído de las grabaciones de su anterior álbum “COSMIC PRIESTESS”. Nueve años han pasado desde que viera la luz y ahora han querido regresar con toda su fuerza. Sus galopantes cabalgatas sónicas suelen llevar la firma de Hendrix en sus genes, pero también la fusión con luna locura mas propia de The Melvins o los pesados riffs Sabbath tiene cabida en una banda que también reclama el trono de Earthless en la escena ácida y heavy-psych del momento. Una abrasadora liturgia psicotrópica en espirAles interminables que rezuman L.S.D. de gran pureza. 

El guitarrista / ingeniero Jason Morales y el baterista Erik Conn reclutaron a su viejo amigo Curt Christenson como miembro permanente, y su bien establecida magia de bajos envalentonó el sonido dinámico de la banda. y una comunión tácita como artistas. 

“TRIED AND TRUE” fue grabado y mezclado en el BBQ Shack (Austin, TX). Diseñado por Jason Morales y masterizado por Jerry Tubb en Terra Nova Mastering (Austin, TX). Las ilustraciones y diseño de Alexander von Weding con fotos de Drew Nesbitt y Charlie Morris. El álbum está disponible vía SmallStone Records

“Layback” no se anda con contemplaciones. Desde su inicio se sumerge en una espiral heavy-psych borbotea ante en plena línea Earthless. Toda una jam ácida con esos exuberantes tambores y los solos infinitos homenajeando a Hendrix. Una bacanal lisérgica con alma de blues y poderosos ritmos pesados que emanan de un bajo prodigioso y perturbador. Según va avanzando el tema se engrosa, dotando de una mayor contundencia a su sonido. Aturdidor y pomposo el desenfreno llega a coquetear con momentos doom.

Continuando con esa jam infinita a la que nos tienen acostumbrados los texanos, “Taos” nos acecha con tenebrosos momentos intoxicantes en las cuales la guitarra se desangra en una hemorragia caudalosa de solos que no tienen fin. Atascándose por momentos en ese calvario, todo se torna turbia paulatinamente.  Con todos esos giros, el tema fluye espontáneamente. 

Sustentados en una base más hard-rock, Swingin’ Wing galopa a las riendas de ese sonido heavy-psych entre briosos ritmos. Un corcel que se desboca entre esos ritmos explosivos y ondulantes para acabar en toda una orgía lisérgica con el espíritu de Hendrix sobrevolando al trío. Ecos de blues entre una estructura rítmica más stoner en la que todo se vuelve tortuosos y pesado. Como si se atascara por momentos, parece atravesar dificultades para avanzar en ese frenesí caótico.

Zen and the Art Of the Thunderstorm” alarga cada una de sus notas y riffs aportando un misticismo a un tema que se desarrolla entre el susurro y el zumbido de los incesantes efectos. Esas notas que se alargan hasta el infinito en línea Hendrix entre una neblina narcótica. Ácido y chirriante provoca un efecto adormecedor.

Catorce minutos a veces dan para poco y otras para mucho. “Tried and true” el tema que cierra el álbum, parece ser el escenario perfecto para tomarse las cosas con calma. Sin prisa para avanzar los desarrollos instrumentales se recrean en una parsimonia magnetizante. Con una poderosa y pesada base rítmica el trío se deleita en sus habituales espirales psicotrópicas. Sin darte cuenta, el tema acaba por absorberte, dejándonos atrapados en una nueva dimensión sensorial de la que la huida no resulta posible. Los interminables solos se retuercen exudando una sustancia narcótica en es entorno ácido. Con unos tambores que se re-arman para arrastrar el tema a una tortuosa senda más propia de los sonidos pesados del desierto. Nebuloso y turbio el corte se ensancha en cada riff tomando un aspecto voluminoso.   

https://www.facebook.com/tiacarreraofficial/

https://www.facebook.com/smallstonerecords/

Reseña: RYTE.- “Ryte”

a1202159783_16

Pudiera parecer que se cumple aquel dicho de… “A rey muerto, rey puesto”, ya que hace unas semanas los austriacos PASTOR publicaban su álbum de despedida, y ahora nos llega esta secuela con la nueva banda de sus guitarristas Arik y Shardik.  Nada mas lejos de la realidad, ya que éste álbum viene gestándose desde finales de 2.016. Con el objetivo de hace psicodelia pesada sofisticada, la banda no se pone ningún límite a su capacidad creativa utilizando distintos elementos progresivos, espaciales, doom, proto-metal, etc…, para dotar de frescura a los cuatro largos temas que contiene el álbum sin perder un ápice de la pesadez que les había caracterizado en su anterior banda. Toda una aventura con un resultado monumental y grandioso. Seguramente sea el mejor álbum heavy-psych que haya escuchado en los últimos tiempos, y teniendo en cuenta la cantidad de discos que pasan por el radar de DenpaFuzz, es mucho decir. Una dupla de guitarras difícilmente superable son el soporte de esta aventura de sonido expansivo, pesado y lisérgico. Con una aparente vocación de jam, los deliciosos pasajes ácidos se enriquecen con multitud de matices y giros que hacen que nada aquí resulte aburrido. Coloreando con místicos elementos orientales en ocasiones, con oscuros momentos herederos de Black Sabbath en otros, o con espirales diabólicas en pura línea Earthless, cada tema es un filón del que en cada escucha puedes sacar nuevos motivos para seguir cavando en él. Estamos ante un debut con un potencial y una calidad  increíble en el que la perfección estilística de cada composición les sitúa en un espacio superior a la mayoría de las producciones de la escena heavy-psych. En su mayor parte instrumental, la aparición ocasional de las voces, es un aliciente más para que el resultado alcance la perfección. Seguramente hablar de obra maestra, o de disco del año, teniendo en cuenta la cantidad de álbumes que se publican cada día,  pueda parecer algo presuntuoso, pero seguramente serán muchos los que coincidan conmigo cuando se sumerjan en esta maravilla en la que todo fluye de una forma natural y sincera. Una tela de araña llena de hilos psicotrópicos que te atrapan en su interior y de los que dificilmente vas a poder escapar. ¡Sublime!

A mediados de 2016, Arik (guitarra y voz) y Shardik (guitarra y efectos) decidieron comenzar un nuevo proyecto juntos y estaban buscando a alguien con quien tocar. Por casualidad se encontraron con el batería Hannes Ganeider (batería) en un show en Viena. Poco después se fundó RYTE. Lo único que aún faltaba era un bajista. La banda finalmente encontró la última parte que faltaba a fines de 2016 y luego completaron el cuarteto Lukas Götzenberger en el bajo. Pasaron al menos un año intenso de ensayos continuos y sesiones de composición para obtener un set en vivo y, por supuesto, un álbum juntos. A fines de 2017, organizaron su primer show (privado) en su lugar de ensayo en Viena, con un espectáculo de luz líquida alucinante realizado por “Ufonauten”. Luego, en 2018 y 2019 tuvieron la suerte de tocar en festivales como Lake on Fire, Stick & Stone y compartir escenarios con increíbles bandas de ideas afines como Sacri Monti, Golden Void o Mothers of the Land, por nombrar algunas.

“Raging mammoth” desentierra a través de efectos y distorsiones ese mamut rabioso que emerge con brillantes momentos heavy-psych para mostrarse majestuosos. Un clímax de expectación que la banda sabe generan con naturalidad y eficacia. Las dos guitarras, sonando en distintos planos dan paso a momentos proto-metal. Fluyendo de una forma natural y pesada, va evolucionando a espacios stoner-psych en los que los afilados solos van creando una auténtica bacanal de sonidos en pura línea Earthless. Creando una tupida tela de araña en la que las vibraciones psicotrópicas campan a sus anchas. Con una cierta carencia Sabbath en sus riffs los austriacos se decantan por la psicodelia pesada en estado puro. Con momentos pseudo-espaciales la odisea ácida se aleja del sonido que sus guitarristas Arik y Shardik habían hecho con anterioridad en la banda PASTOR.  El tema tiene constantes giros sin perder nunca su conexión ni su vocación psicotrópica. Los momentos proto-metal esquizofrénico son un auténtico jardín esquizofrénico que acaba convirtiéndose en una jam diabólica. La banda parece dejarse llevar por sus instintos más precarios.

De nuevo, una introducción con efectos evolutivos desata las hostilidades de un fuzz hilarante en “Shaking pyramid”. El riff principal avanza lentamente, pero sin dar un paso atrás, a pesar de esos constantes giros en la trama que vuelven a repetirse aquí, sin que eso nos haga perder el rumbo, sino que hacen que estamos atentos y enganchados. Insondables espacios de psicodelia pesada se abren ante nosotros con esos desarrollos de guitarras solventes. Ondulantes y con el gancho suficiente, RYTE incorpora ritmos rituales a través de los tambores en línea Santana para recorrer la senda con habilidad, recorriendo esos espacios con acierto y gran habilidad para mantener al oyente atento haciendo que los complejos solos resulten atractivos y de fácil digestión.  Los oscuros momentos aparecen ante nosotros entre nebulosas psych. Entre la exuberante maraña lisérgica y los ecos Sabbath nos sorprenden con unas voces breves que surgen de las tinieblas a las que han llevado el tema. Una construcción que parece haberse dejado al azar de la improvisación con un brillante resultado. Nunca sabes que te puedes encontrar a la vuelta de la esquina, pero a pesar de ello, todo está ensamblado con esmero. La parte final recupera los insistentes y pesados riffs proto-metal.

En “Monolith” ecos y riffs más propios del heavy-rock con sus armonías repitiéndose nos ponen en ruta antes de que, en un nuevo giro, un cadente bajo nos traslade a espacios de exótica psicodelia aromatizada con las guitarras creando una nueva odisea sonora que toma prestados con sutileza algún momento jazz. Tonos orientales que se incorporan con destreza y naturalidad haciendo que la solidez de la composición no se resienta, sino que, por el contrario, se enriquezca. Guitarras que se clavan como cuchillos en la mantequilla, y manteniendo los dos planos diferentes logran complementarse dentro de la locura psicotrópica que reside entre vivaces ritmos.     La libre creación los lleva a la construcción de monumentales pasajes de psicodelia pesada en línea Earthless con momentos llenos de épica.  Tras la tempestad llega la calma para ofrecernos un respiro en esa orgía de solos, efectos y distorsiones. Magnetizantes y reconfortantes pasajes cierran un tema lleno de épica y exuberancia creativa.

Los ocho minutos finales de “Invaders” se alejan de esa psicodelia pesada que contenían sus temas precedentes para ofrecernos los momentos mas pesados del álbum.  Fornidos riffs de vocación doom ondulan esplendorosos antes de una embestida heavy-rock en toda regla. Como una goma que se estira y afloja la banda tensa su sonido antes de una inmersión en oscuras aguas proto-metal de donde las voces emergen con ciertos tonos ocultista, para transmitir inquietud entre sus tenebrosos pasajes. Avanzando a paso lento retoman las atmósferas psicodélicas con aromatizados pasajes. Bajo una estructura sencilla y aparentemente inconexa construyen un nuevo edificio sonoro con ventanas que miran a distintos estilos sin salirse nunca del guion prefijado. Un tortuoso transito que regresa a sus orígenes en su parte final con ese fuzz profundo e hiriente entre densos y humeantes ritmos.

https://www.facebook.com/rytejams/

https://www.facebook.com/HEAVYPSYCHSOUNDS/

TESOROS DEL SIGLO XX: STONE HARBOUR.- “Emerges”

a2466375452_10

El incansable sello Guerssen recupera una nueva joya escondida publicando esta semana “EMERGES”, el único álbum del dúo de Ohio STONE HARBOUR.

Editado originalmente en un prensaje privado en 1974 es uno de esos álbumes que siempre ha sido codiciado y valorado en el mercado del coleccionismo. Ahora tenemos la ocasión de disfrutarlo. Psicodelia llena de melancolía con unas guitarras ácidas que se desangran en profundos lamentos con cálidas voces que nos arropan en cada acorde. Oscuros y underground, sus temas fluyen de las profundidades del sótano en el que fue creado entre tenues. Ecos de garage y sencillo rock and roll que por momentos recuerda 13th Floor Elevators . Los jóvenes Ric Ballas y Dave McCarty plasmaban sus sueños y sus inquietudes en diez temas cuya sencillez se convierte en su mayor virtud. Psicodelia y folk unidos en una causa común en la que ensoñadores voces suponen un gratificante arrullo. Entre esos apacibles pasajes de folk psych, sorprenden algunos momentos en los que sin salirse de esa propuesta toman prestados elementos más propios de Hawkwind. lo cierto es que el sonido de los británicos Tractor parece adecuarse más a la definición de su propuesta musical, especialmente en los momentos acústicos de temas como “Summer magic is gone”, toda una belleza de canción que nos susurra placenteramente generándo un estado de bienestar terapéutico y reconfortante,  o “Stone’s trow”, en la que las guitarras acústicas conviven con ácidos pasajes eléctricos en un segundo plano. El título del álbum es ciertamente premonitorio, ya que los temas emergen con gran naturalidad.

En definitiva, un trabajo introspectivo, tenue pero lleno de una magia intrínseca que contiene muchos matices ocultos en cada surco. Psicodelia de baja fidelidad que se viste de rock and roll hilarante y psicotrópico en cortes como “Still Like That Rock & Roll” o “Rock and roll puzzle”. ácidos en “Grainds of sand” y folkies en cortes como “Dying to love you”.

El álbum cierra con “Working for the queen”, un tema sucio en el que las distorsiones  cabalgan entre el garage punk y los dictados de Hawkwind a bajas revoluciones.

 

https://www.facebook.com/Guerssen-208748665808164/

Reseña.- LAMP OF THE UNIVERSE.- “Align in the Fourth Dimension”

a1956682335_10El proyecto en solitario de Craig Williamson tiene una nueva entrega con este maravilloso “ALIGN IN THE FOURTH DIMENSION” publicado por el sello Sulatron Records. Después de mas una decena álbumes en su haber, y distintos proyectos musicales como ARC OF ASCENT, DATURA o AZAZEL, el músico neozelandés nos ofrece uno de esos trabajos que transmite bienestar. Una terapia curativa con el objetivo que encontrar la paz interior. Un álbum para la relajación lleno de mística y espiritualidad. Alejado de las resonancias pesadas, su música es todo un reconstituyente para el alma. Con vientos orientales, psicodelia relajante y unas apacibles y reparadoras voces estamos ante uno de esos discos para disfrutar desde la calma. Una necesaria mirada hacia el interior en mundo frenético que hace que necesitemos tomarnos un respiro. Ocho bellos temas que podrán ayudarnos a hacer esa necesaria parada en la rutina y gozar poniendo en funcionamiento nuestros sentidos. Guitarras acústicas, mellotron, violines, flautas, guitarras, sitar, chamánicas voces, elementos de vientos y un sinfonismo apacible que hará que tu mente y tu cuerpo se sientan reconfortados con sus vibraciones terapéuticas.  Por otro lado hay que destacar la magnifica ejecución y versatilidad de Craig usando instrumentos tan dispares. Todo un soplo de ternura en un maravilloso álbum que te hará flotar. ¡No te arrepentirás del viaje! 

Con acordes acústicos envueltos en efectos comienza la singladura de “Visitors”. Unas voces espirituales generan un mantra lisérgico a paso lento. Todo sucede con calma, sin prisas. Un tema lleno de espiritualidad envuelto en efectos de vocación  espacial que vigilan atentamente su desarrollo.

Los elementos psicodélicos se hacen más presentes en “Rite of spheres”. Un ritual en el que acompasados e hipnóticos ritmos van dando forma bajo tonos enigmáticos a otro gran corte en el que las guitarras toman protagonismo. Mucho más ácido, el sonido del órgano le acerca a cierto tufillo kraut bajo chamánicas voces.

El atrayentes sonidos del sitar nos introducen en territorios raga-rock en “Light reciever”. El sonido de la guitara en tonos acústicos con cantos redentores procedentes de remotos lugares en los que la espiritualidad reina lo convierte en un canto de optimismo en el que la belleza y la magia se muestran como antítesis al mundo occidental.

Las lánguidas voces de “New forms” siguen marcando esa línea de espiritualidad que contiene todo el álbum. En esta ocasión bajo un sinfonísmo más adormecedor sobre unas atmósferas que se oscurecen, sin perder su karma.

Mucho más triste se presenta “The leaving”. Una estampa llena de bucolismo en el la combinación del sonido acústico de la guitarra con la sección de vientos dota de un sinfonismo ya apreciado en algún tema anterior. Seguramente encontramos una mayor modulación de las melodías vocales. En un plano distinto, los desarrollo de la guitarra fuzz se mantiene como en un estrato distinto Estamos ante una mezcla de temas, como si estuvieran sonando simultáneamente dos canciones distintas, en un curioso y efectivo ejercicio compositivo. 

El raga-rock más al uso se recupera en “Absolution through the third eye”, otro tema presidido por percusiones y el siempre atrayente sonido del sitar. Coros espirituales hacen el resto para que la mezcla sea de lo mas atrayente. Con cantos tibetanos LAMP OF THE UNIVERSE completan otro ejercicio de mística espiritual. No falta la psicodelia traída por los efectos de la guitarra en este chakra místico.

Olvidándose de los efectos y usando como herramienta el sonido acústico de la guitarra y su voz, “Call from beyond” es otro corte lleno de belleza. Hecho desde la sencillez, demostrando que no son necesarios artificios para crean una obra hermosa y que a la vez consigue transmitir sentimientos. Este tema minimalista, sin duda, lo consigue. Este tema está incluido en como bonus en la versión del CD.

 “Seasons of love”, con casi nueve minutos. mantiene el aura psych del álbum. Aquí los sintetizadores, y los violines generan esa humeante atmósfera que protege los cánticos espirituales de Craig.

Seguramente después de una escucha completa de “ALIGN IN THE FOURTH DIMENSION”, tu espíritu se sentirá mucho más reconfortado, ya que estamos ante uno de esos discos, que logra transmitir sentimientos, y eso dice mucho a su favor. 

https://www.facebook.com/lampoftheuniverse

https://www.facebook.com/Sulatron.Records/