PAVALLION.- “Stratospheria”

a4182383955_16

Personalmente desconocida para mí, es de estas bandas que te sorprenden a la primera escucha, y eso ya es mucho a su favor. Después de haber publicado la pasada primavera “2048”, la banda alemana PAVILLION publica “STRATOSPHERIA” su segundo álbum, via Tonzonen Records

Un disco que te acaricia suavemente, con una sutil instrumentación, encontrando el instrumento correcto, en el momento justo, con una precisión que lo convierte en unos surcos hechos para la relajación y para el disfrute. Aquí no hay sonidos pesados, ni vibraciones duras, pero si hay magia.

Desde la calma atmosférica, sutiles acordes nos van introduciendo suavemente en composiciones como “All waves”, en las que, desde la simpleza, se va engrandeciendo con un intercambio de acordes atractivos y tímidos, pero afectivo. Unas acaricias que nos estimulan poco a poco. Cálidas y reconfortantes voces, con una vocación psico-progresiva que no pierde la elegancia. Sorteando territorios cercanos al post-rock, su lento avance se sucede con unos conseguidos arreglos.

Más inquietante, “Monolith”, partiendo de efectos y lentitud, consigue generar un estado de expectación a lo largo de sus cinco minutos de duración, en los que parece que no terminan de arrancar. Como si se tratara de una larga intro, una extraña ye inquietante voz arropada por una densa y pesada que bien podría ser la banda sonora de un thriller al uso.

Partiendo de los susurros que salen de los acordes de su guitarra, gratificantes y reparadoras melodías van evolucionando a lo largo de los casi veinticinco minutos de “Stratospheria”, el corte que cierra el álbum.

Al ritmo lento de su batería Piet Fischer, se va construyendo un cuadro multicolor de bellas armonías. La cálida y reconfortante voz de Sebastian Dückers sirve de bálsamo reparador. La calma, el sosiego, el confort generan un espacio reparador, que es acompañada por relajantes acordes post-rock que consiguen transmitir una atmósfera deliciosa, donde las suaves fragancias nos refrescan el estado de ánimo. En momentos psico-progresivos que se aceleran a mitad del corte, con la intensidad de sus riffs, para decaer nuevamente, con una voz todavía más intensa. Con ondulaciones en la intensidad de su ritmo, los solos de guitarra con tonos retro que trasmutan a espacios de hard progresivo de tintes lisérgicos cuyo efecto narcótico va tomando intensidad, adormeciéndonos cada vez más. Otro gran acierto de Tonzonen Records.

https://www.facebook.com/pavallion/

https://www.facebook.com/Tonzonen/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s