FÖRR.- “Levande Krökbacken”

a2779815090_10

Nuevo álbum de los suecos FÖRR, esta vez mostrándonos como se las gastan en directo. Seis temas que recogen la magia que ya nos habían mostrado en sus anteriores trabajos. Como tantas bandas suecas, parece que al nacer les dieron un biberón de sonidos setenteros en lugar de leche, lo cual es todo un placer para el resto de la humanidad. Blues, hard y algo de psicodelia se encuentran en tierras suecas para deleite del resto del planeta.

“Dödsdansen” nos seduce con una sutileza blues-soul a ritmo lento. La bella voz de su cantante Malin, va introduciéndonos en sólidos riffs. Blues en estado puro a golpe de acordes de guitarra y suaves ritmos.  Por momentos parece que la voz y los instrumentos van cada uno por su camino para acabar encontrándose en un punto en común. 

A través de nítidas lineas de bajo “Hata Denna Sång” con un ritmo cadente  se va manejando entre el blues y hard-rock que se encuentran en algún momento de la década de los setenta. Armado con sólidos riffs, la cadencia que nos ofrecen va atrapando al oyente, arrastrándonos hasta momentos en los que aparecen ramalazos psicodélicos, en los que la guitarra toma el protagonismo con unos brillantes y placenteros solos. Estamos ante un tema que tiene muchos matices en su interior y que sin darnos cuenta, va atrapándonos poco a poco en sus redes. El trabajo del bajo es digno de destacar, creando momentos narcóticos  llenos de belleza.

Sin mucha información al respecto de la banda , el  disco está grabado en el Festival  de Krökbacken 2018 en el que participaron parte de la flor y nata de la escena sueca, con bandas como Asteroid, Greenleaf, Lucifer, Abramis Brama, Snowy Dunes, etc…..  el pasado verano.

Con melodías llenas de bucolismo, y bajo tonos grises, “Stensotslunga”, nos va susurrando, con una repetición de acordes que generan un sosiego placentero en el que la voz lleva todo el protagonismo.

Con mucha influencia del movimiento progg sueco, “Ingen gyanid”, los sonidos retro de los setenta aparecen en un tema en el que el hard y el blues se fusionan. Una instrumentación limpia y cristalina generan un sólido tema con momentos fuzz dentro de un espectro luminoso.

Algo más denso, “Slukhål”, transcurre por entornos psico-progresivos, recordando entornos boscosos de su Suecia natal, los fornidos riffs se complementan con registros vocales cercanos al blues, siempre evocando espacios naturales. Pegajoso pero fresco a su vez.

La intensidad sube en el último corte con un frenético ritmo de batería y una guitarra fornida en “Jag Tar Vad Jag Får”. El sonido vintage está presente en uno de los temas más enérgicos de todo “LEVANDE KRÖKBACKEN” sin renunciar a una efectivo groovy con reparto de fuzz. el tema estba contenido en su primer trabajo “FÖRRSTA” y representa una de las esencias del retro-rock sueco.

https://www.facebook.com/Forrmusik/

 

 

Anuncios

GREY CZAR.- “Boondoggle”

a3043948413_10Con una versatilidad musical que va desde los estándares del rock progresivo, pasando por momentos de hard-rock así como de psicodelia, los austriacos GREY CZAR lanzan su tercer trabajo. Un disco marcado por la particular y melodiosa voz de Roland Hickmann, con modulaciones llenas de expresividad. La gran personalidad de la sólida formación se transmite a través de doce temas con frescos riffs, un órgano que colorea de tonos vintage los temas y les dota de un carácter progresivo así como pesados riffs que se acercan a postulados stoner. Temas que tienen a una elevación instrumental dotada de muchos matices sonoros. Estamos ante una apuesta que se sale de lo convencional y hace que “BOONDOGLEE” se convierta en algo grande. Temas con personalidad propia y nada anodinos nos hacen que su escucha sea un pleno disfrute.

El órgano de “Age of man“, nos da pistas de muchos de los sonidos que vamos a encontrar en el disco. Un intrigante bajo y el peculiar y cálido registro vocal abre un camino a través de psicodelicos sonidos con cierto hipnotismo.

Ondulantes y pegadizos, GREY CZAR demuestran su destreza para componer temas psico-progresivos, en los que voces pseudo-operísticas son arropadas por efectivos coros. los constantes cambios de ritmo consiguen una estupenda escucha que te mantiene atento al argumento, especialmente para los más afines a los sonidos progresivos.

“Profesion of faith”, deja de lado el protagonismo e los teclados, para ceder el testigo a una vigorosa guitarra, inclinándose a territorios más psicodélicos, sin perder de vista las buenas melodías.

Sobre acordes de piano y voces más propias de un tenor, una guitarra difusa unidos a un inquietante trabajo de bajo, construyen “Weigh of world“, en el que demuestran su lado progresivo.

La sutileza con la que los austriacos dotan sus temas queda retratada en “Thunder buy”. Otro brillante trabajo de una atractiva guitarra va describiendo estados de melancolía. Entre la brumosa oscuridad, se van sucediendo riffs retro de guitarra en un fresco corte lleno de vitalidad.  

Según va uno introduciéndose en el contenido del disco va descubriendo que la banda sabe modular sus composiciones con precisión. Pasando de temas densos con poderosos riffs a momentos de dulzura intrigante. “Forlom March” desde la calma va elevándose portentoso para dejar claro que con ellos, tonterías , las justas.

El hard-progresivo de libro aparece entre maravillosos registros vocales y guitarras ácidas que alumbran una aparente oscuridad de un tema dinámico y denso como es “Sail away”.

Lo evidente, es que nos enfrentamos a una banda poco común, y que con su versatilidad consigue ser transversal y poder hacer disfrutar a amantes de la psicodelia, del rock progresivo, e incluso de los que disfrutan con los sonidos más pesados. 

Incluso aquellos de no salen del rock más clásico tienen su oportunidad en “Create break animate”. Un tema que se recuesta en almohadas progresivas pero que en su interior tiene mucho del hard setentero. 

Emotividad y mucho contenido oculto bajo un aspecto grandilocuente que puede desconcertar en una primera escucha, pero una vez has profundizado, empiezan a parecer todos sus matices y aromas para hacer que el resultado sean más que notable.

https://www.facebook.com/greyczar/

NOVEDADES Y RECOMENDACIONES DE LA SEMANA

ATOMIC SIMAO (Ucrania) psychdedelic-rock, space, jazz-rock

PETYR (US) heavy-psych

WIZARD MUST DIE (Francia) psychedelic-rock, stoner, desert-rock

MANSION (Finlandia) psychedelic, progressive, 

STONE REBEL (Francia) instrumental, psychedelic-rock,  

FAITH IN JANE (US) stoner, fuzz, heavy-psych, metal

CAVE SUNS (UK) psychedelic-rock, stoner

DEEP SPACE DESTRUCTORS (Finlandia) psychedelic-rock, space-rock, progressive

SPLENDIDULA (Belgica) sludge, psych, post-metal, doom

AGUSA (Suecia) psychedelic, progressive, kraut

ÖFÖ AM (Francia) psychedelic-rock, hard-rock, stoner, instrumental

THE BIG SWAMP (Alemania) blues-rock, southern rock, swamp rock

SUPERFJORD (Finlandia) psychedelic, space, experimental

IN ORGANIC (US) alternative, industrial, psychedelic

SECRETS OF THE LOST EMPIRES (US) psychedelic, progressive, stoner

THE GRAND ACID (Alemania) heavy-psych, heavy-blues, hard, 70’s, stoner

 

L’IRA DEL BACCANO.- Si Non Sedes iS – LIVE MMVII

a0251651387_16La formación italiana L’IRA DEL BACCANO nos presenta un trabajo instrumental grabado en directo en un concierto cuando el nombre de la banda era todavía LOOSIN’o’FREQUENCIES. Grabado en 2.007, ahora se publica via Subsound Records.

Un viaje hacia una dimensión sideral a través de una jams en las que el doom, la psicodelia y los sonidos progresivos están presentes. Una presentación prieta y pesada que nos ofrece todo el brillo de la banda en su experimentación.

Un agujero negro de efectos espaciales en el que el doom hace que la pesada maquinaria italiana se revoluciona los motores de su nave en un poderoso avance a lo desconocido. Así “Doomdance”, aparece lleva de reverberaciones lisérgicas combinadas con densos momentos doom, que transitan al ralentí con hipnóticos pasajes de guitarra borboteante. Una lento deambular por galaxias desconocidas adornado con pasajes de psicodelia pesada.

Transitando por esos entornos siderales Sussurri Di Nascita Celeste​/​Grateful to Jerryla nave nodriza recorre esas galaxias dejando una estala de efectos a su paso. Plácidos y calmados momentos de rock espacial con mucha psicodelia en su interior y una linea de bajo con sutiles coqueteos jazz , mientras la guitarra de Alessandro “Drughito” Santori se endurece arrastrando al resto de la banda en un jam homenaje a Grateful Dead. Energía y vitalidad en un corte pesado que transita entre polvo estelar.

Haciendo uso de numerosos efectos, bellos acordes de guitarra van creando un entorno psico-progresivo a través de una bellas melodías sobre una densa instrumentación con aromáticos momentos de guitarra alejándose de los entornos espaciales sin renunciar a envolventes efectos en “875”. Coqueteando con momentos post-rock llenos de psicotrópicos en la constante experimentación sonora de los romanos. Como ya es caracteristico, poco a poco el corte va engrosando sus surcos con un incremento del ritmo dejando ese polvo estelar a base de incansables efectos. En un giro inesperado, el fornido bajo retoma el doom más siniestro e inquietante, dejando claro la versatilidad que tiene la banda para ir intercalando distintos estilos en un mismos tema. En este momento la guitarra se desdobla derrochando fuzz.

Una extraña locución el italiano da pasa en “Don Bastiano” a gordos riffs stoner que van generando densas nebulosas de fuzz. Espacios de psicodelia pesada coloreados por repetitivos pegadizos ritmos con momentos que van del doom hasta postulados hard-rock stonerizado.

“Tempus Inane Flago Requiem Spatiumque Furori” con sus 18 minutos es un tema en el  que los ondulantes y solventes riffs encuadrados en espacios nitidamente stoner van mutando a territorios más propios del stoner-metal en los que solos ácidos se van sucediendo en esa poderosa estampida rítmica, para involucionar a entornos espaciales en los que las lluvias de meteoritos llegan a momentos drone diluyéndose gracias a los acordes de una narcótica guitarra. Seguimos en el mismo tema, pero el aspecto del mismo a cambiado por completo. ahora nos encontramos atractivos momentos de psicodelia en los que la guitarra adquiere todo el protagonismo. La nave espacial de L’IRA DE BACCANO se va corrompiendo debido a la acidez que va soltando la guitarra según se van interpretando las notas. Evidentemente, la banda gusta de las jamas, y aquí no podía ser menos, por lo que después del giro dado, nos vuelven a recordar que son una banda pesada. Es el momento para el re-arme sobre los difusos riffs stoner-doom que una vez agotados, vuelven a levitar sobre entornos psicotrópicos.

“SI NON SEDES IS – LIVE MMVII”, en esta edición en vinilo cuenta con dos temas extra.

El primero de ellos, “Live Jam on Sussurri Theme”, con fluidas estructuras que nos demuestras lo que vino después de estas grabaciones. Suave psicodelia coloreada de efectos bajo un pulsante bajo y una constante duplicidad de guitarras que van definiendo su propio camino con independencia. Otra visión que da muestra de la versatilidad que tienen para cambiar el registro. Una jam en la que todos los instrumentos se presentan con nitidez, y aunque con su propia libertad, consiguen un “todo” en este agradable tema.

Como regalo el disco cierra con un mix, “Doomdance Apocalypse ’80 mix”. en el que se resume este interesante y denso trabajo de los italianos. Psicodelia pesada y doom en entornos espaciales como resumen de lo que son capaces, en un trabajo para degustar con calma para poder apreciar todos sus matices. Sutileza, belleza y fuerza unidos para cerrar un circulo que supuso un punto de partida en el camino de la banda.

https://www.facebook.com/LiraDelBaccano42/

https://www.facebook.com/subsoundrecords/

JAKOB SKOTT.- “Instrumentality”

 

El batería de CAUSA SUIJakob Skøtt desata con “INSTRUMENTALITY” su visión más personal e introspectiva hasta la fecha. Una experimentación en la que los componentes de su fórmula son los sintetizadores, y la baterías con altas dosis de efectos, todo ello, bajo intensos e hipnóticos ritmos vanguardistas que se encuadran dentro de su madurez musical.

Una espiral de efectos con tonos espaciales y momentos de gran paranoia, siempre custodiados con solventes y narcóticos ritmos. siempre repetitivos, pero en constante movimiento. Desde los micro movimientos en los polirritmos con inmersiones hasta las profundidades de los nervios astillados, reconectándose con su flujo natural. A veces perdido pero siempre lleno de experimentación.

Así, “The dura plane”, con una incisiva sección de batería y efectos sobrevolando, atraviesa la estratosfera con estructuras repetitivas que inciden en el oyente. Las plomizas vibraciones del tema son complementadas con una temática sideral.

Surcos profundos que por otro lado se reducen a lo minimalista. Si algo tiene esta trabajo es la persistencia de los efectos y lo grandioso de los poderosos ritmos de percusión. 

En “Second foundation” los elevados efectos no quietan la mirada a los contundentes ritmos de la batería de Jakob. Un a ida y vuelta constante en óvalo oscilante. La sombra futurista pseudo-espacial persiste Una maraña sonora incisiva y profunda. Una espiral de la que logra salir disminuyendo la intensidad con ingravitarios momentos drone marcados por los sintetizadores. 

Estados de alteración son descritos en “Altered state”. Como su propio nombre indica. El conjunto del tema relata ese estado con inquietantes y paranoides ritmos machacones. Una, perturbación del estado de ánimo en el que la melodía desaparece parta conseguir describir esa disposición. 

Sobre terrenos más psicodélicos, “Purple visage”, en atmósferas más pausadas se aleja de alguna manera del histrionismo. La ambientación espacial  viene marcada por estalas de polvo sideral de tintes futuristas.

Sobre extraños efectos con la batería como protagonista, “Tapping the source with the lords instrumentality”, los sonidos kraut repetitivos continuan en esa apuesta por atmósferas futuristas interplanetarias con surcos profundos e intensos. Unos fangosos sintetizadores que miran hacia el interior y que crean un conjunto absolutamente experimental.

https://www.facebook.com/elparaisorecords/

l

LORD VAPOUR.- “Semuta”

a0828259842_16

Una de las noticias más agradables del año es recibir un nuevo álbum de LORD VAPOUR.

El trio de Guernsey, con “SEMUTA”, corre el peligro de que sea incluido en la lista de armas de destrucción masiva. Una destrucción de tus neuronas a través de poderosos riffs y toneladas de fuzz. Un embriagador y psicotrópico conjunto de temas llenos de fuerza donde demuestran que es una de las mejores bandas en la escena heavy-psych. Riffs que se alargan hasta el infinito custodiados por una poderosa base rítmica. Si al cóctel le unimos una voz llena de garra, la tormenta perfecta está servida.

Con influencias blues en sus surcos, mucho wah-wah, generan un torrente caudaloso que solo deja desolación a su paso. Un torbellino que se siente cómodo tanto en aguas Stoner, como en corrientes bluseras, y sobre todo en esas densas atmósferas atiborradas de psicotrópicos. Pero si todos eso fuera poco, LORD VAPOUR no se corroe con la acidez que contienen los surcos de “SEMUTA”, sino que se engrandecen con ella.

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, DenpaFuzz advierte que no se hace responsable de los efectos neuronales que este disco puede provocar a tu cerebro tras una escucha prolongada, y mucho más si la audición la acompañas de ciertas sustancias……

Con un comienzo cadencioso en el que los borboteos del humeante pantano están presentes “Burning planet”, refleja todo el misterio de las aguas pantanosas en las que nos va a introducir la banda. Escenarios heavy-psych donde el fuzz es el rey dominante. Ciertos aromas retro nos van descendiendo pausadamente a terrenos de psicodelia profunda. Una atmósfera que es coloreada por guitarras ácidas. Sin esperarlo aparece un vozarrón rudo vomitando cantos de heavy- blues psicotrópico.

Si con esta primera andanada todavía tu mente es capaz de digerir, “The spice”, a golpe de bajo, da paso a pegadizos riffs de tintes retro, que desatan una bacanal lisérgica de fuzz. Con mucho ritmo, te atrapa con riffs serpenteantes que van engrosándose hasta el acelerón Stoner a cargo de una diabólica batería que desata completamente las hostilidades de una guitarra que derrocha riffs hechizantes y certeros. La rudeza de esa voz aguardentosa hace el resto para un tema que bien podríamos encuadrar en una especie de retro-stoner-perverso, que se asoma a escenas doom, con una mirada temerosa, para contenerse y regresar a su hábitat natural entre los alucinógenos. Irresistible el ritmo que imprimen al tema.

Sólo dos temas y te preguntas…. ¿Podré resistir más de esto? Y la respuesta es sencilla: ¡Quiero más de esto!!!!!

Los gruesos ritmos Stoner-retro de “Though the doors of Kukundu”, siguen esparciendo por nuestras neuronas fuzz con un blues lisérgico en el que la calma chamánica aparece en unas voces que muestran toda su rabia, mientras generan una densa cortina de fornidos riffs. Fuerza y poderío en otro tsunami de guitarra con efectos que todo lo arrasa.

Siguiendo los dictados de Hendrix, “Semuta music” se inicia con un pegadizo riff Potencia que va ondulando con algún retazo blues un su interior, el tema combina psicodelia pesada con arenosos sonidos desérticos en los que se desarrollas tornados de guitarra virtuosa e implacable. Otro aquelarre diabólico que adquiere fuerza con la descarnada voz de Joe Le Long. Solos y solos se suceden con una virulencia de un bajo incesante y una locura rítmica desde la batería. Giros inesperados en espirales infinitas sobre los trastes de la guitarra de Henry Fears.

Retomando el heavy-blues, “The mothership connection”, combina momentos de hard rock stonerizado, sin renunciar en ningún momento al vigoroso ritmo que imprimen a todos sus temas LORD VAPOUR. El resultado es un tema con cierto sabor añejo pero que suena absolutamente contemporáneo.

Con “Nasubi” no espera otra orgía de fuzz enérgico. Los tonos vintage sobrevuelan una plantación de marihuana para impregnarse de thc. Desarrollos a modo de jam en los que la guitarra se desdobla en una doble personalidad. Con momentos pseudo-doom que impregnan de oscuridad Sabbathica la entrada a un nuevo mundo. Un misterioso peregrinar por oscuras cavernas ambientadas por un tenue sonido de platillos y una inusual calma tensa. Un sosiego narcotizante en un lento avance hacia lo desconocido que culmina en desgarradores aullidos de guitarra. Unos alaridos que se desangran en solos que culminan en territorios descubiertos por Black Sabbath décadas atrás.

Estamos ante uno de los discos más notables del año y con el que, a buen seguro, los chicos del Canal de la Mancha reclutaran más adeptos para su causa.

https://www.facebook.com/LordVapourBand/